El CPLV sufre pero vence al Rubi con un gol de Guille

Andrea Gutiérrez CortinesDavid Sánchez Fernández  Imagen: Andrea Gutiérrez Vídeo: Rubí Cent Patins

El conjunto vallisoletano se impuso al equipo catalán por un ajustado 1-0 en un partido con muy poco juego y mucha polémica

El clásico se lo llevó el de casa. Un partido trabado, con varias expulsiones para ambos equipos y mucha, mucha polémica que decidió Guille en favor del CPLV con un solitario gol. Un gol que sirve a los de Valladolid para proseguir con su buena racha (seis victorias consecutivas ya) y que, por contra, aleja al Rubi del cuarto puesto, el último que da acceso a Play-Off. Un gol salvador.

Con unos 800 espectadores en la grada, en un estadio frío en temperatura pero muy caliente en ambiente, empezaba un partido que ya se considera todo un clásico de la competición. Y los jugadores de ambos equipos lo sabían. Quizá fue esta rivalidad la que hizo que el partido empezara con mucho contacto físico en los minutos iniciales. Un presagio de lo que iba a acontecer a lo largo de todo el encuentro.

Tras unos primeros cinco minutos de tanteo, con algún que otro detalle de calidad de Sigmund (no destacó como suele hacerlo) pero sin ninguna ocasión clara, comenzaba el desfile de expulsiones. Una de las primeras partes más tensas de lo que llevamos de temporada que concluyó con un total de cinco jugadores expulsados de cada equipo (con la correspondiente sanción de dos minutos para todos ellos). Los árbitros aplicaron desde el principio un criterio severo para castigar los golpes con el objetivo de que el tono del partido no se elevase demasiado. Pero se elevó, vaya si lo hizo.

En lo deportivo, una primera parte sin demasiadas ocasiones claras para ninguna de las dos escuadras. Varios tiros muy lejanos del Rubi en el minuto 9 sin apenas peligro, a los que respondía el CPLV con internadas desde el lado izquierdo por parte de Sigmund pero que se perdían en la nada ante la correosa defensa catalana. El CPLV parecía el equipo que más intentaba acercarse a la portería rival. Sin embargo, el ritmo del partido se veía cortado una y otra vez por las faltas y los de Ángel Ruiz no conseguían encontrar la regularidad de otros encuentros. Necesitaban algún cambio.

Trascurrida gran parte de esta primera mitad, y tras dos tiempos muertos (uno para cada bando), el CPLV fue adquiriendo poco a poco el control de la pastilla. Los jugadores locales empezaron a trenzar alguna jugada desde su propia portería, obligando a la defensa del Rubi a defender con las líneas muy adelantadas. Fruto de esta estrategia, el CPLV pudo empezar a aumentar el ritmo de pases, terreno en el que mejor se mueve el conjunto vallisoletano. Corría el minuto 16 cuando una jugada en solitario de Guille por la banda izquierda abrió el marcador en el Canterac. Tras regatear a su defensor y conducir la pastilla con gran precisión, el jugador ‘cepeleuvense’ no esperó a que los demás rivales se le echaran encima y disparó. Aunque en un principio parecía que el disparo había sido detenido por David Ros, finalmente la pastilla se coló por debajo del guardameta y entró tímidamente en su portería. Llegaba el premio.

Tras el gol, el partido volvió a sufrir un pequeño bajón de intensidad. Sigmund y Pavlusek apenas encontraban oportunidad de tocar la pastilla, el CPLV ya no encontraba los pases de forma tan clara y el Rubi lo aprovechó. Los catalanes empezaron a controlar la posesión y a buscar por primera vez en el partido la portería rival sin miedo. Y a punto estuvieron de conseguir el empate al final de la primera mitad. Dos ocasiones muy claras (en el minuto 22 y 24 respectivamente) que, por suerte para el CPLV, los visitantes no supieron materializar en forma de tanto. La segunda, la más peligrosa, llegaba en un dos contra uno de Porqueras y Oriol Gonzalo. El primero superaba al único defensor de la defensa local con un buen pase al segundo palo, pero Gonzalo (totalmente solo) no conseguía atinar con la posición del stick y desaprovechaba la última oportunidad de la primera parte. La grada suspiraba.

Baja la intensidad física del encuentro

La segunda mitad empezaba con un CPLV que no se conformaba con el resultado. Tanto era así que los pupilos de Ángel Ruiz empezaron los segundos 25 minutos del partido con portero-jugador para acosar la portería catalana. Durante todo el tiempo que jugaron con cinco jugadores de campo (más de cuatro minutos), a los jugadores del CPLV se les vio muy seguros a pesar de no contar con su portero. Convincentes, relajados, sabedores de tener el control total del partido en esos momentos. Sin embargo, los huecos no aparecieron y no pudieron ampliar la diferencia en el marcador.

Con la situación ya normalizada (y Kaukinen de nuevo en la portería local), el CPLV siguió manejando la posesión y gozando de las mejores oportunidades. Primero Dransfield y Olmo en el minuto 33 y más tarde Pavlusek y Vyoral en el minuto 36 intentaron traspasar las redes de David Ros, pero el portero de la selección española estaba muy seguro bajo palos y apenas dejaba huecos. Ocasiones desbaratadas.

Al Rubi no se le notaba para nada a gusto sobre la pista, no conseguía enlazar más de 3-4 pases seguidos en campo rival y apenas se acercaba a la meta castellanoleonesa. El CPLV, por su parte, seguía a lo suyo. Entre el minuto 38 y el 42 los de Valladolid contaron con numerosas ocasiones (Dani G., Pavlusek, Guille, Pavlusek de nuevo…)  y parecía que el segundo gol estaba al caer. Pero se resistía.

Así se llegaba a los cinco últimos minutos del choque. Con la sensación de que el marcador podría reflejar una diferencia mucho mayor de la que mostraba. Partido abierto. Tanto Sigmund, jugando sus mejores minutos de todo el partido (el Sigmund al que estamos acostumbrados), como Guille (de lo mejorcito del partido) seguían intentando aumentar la renta para su equipo. Pero tanto la defensa del Rubi como su portero no estaban por la labor de encajar un nuevo gol. Y al parecer tampoco los palos. Una preciosa jugada en el minuto 48 entre los dos jugadores del CPLV terminaba con un potente chut del americano. Cuando la grada ya cantaba el segundo de la noche, el palo derecho de la portería rival se interpuso en el camino de la pastilla y evitó lo que hubiera sido el tanto de la tranquilidad. Tocaba sufrir hasta el final.

Ya con portero-jugador sobre la pista, el Rubi intentó conseguir el empate durante los últimos 90 segundos de partido. Pero la superioridad de sticks sobre el campo no se vio proyectada en ocasiones claras. Tan solo un disparo lejano durante este lapso de tiempo; un disparo cuyo peligro fueron los numerosos rebotes que tuvo, y que dieron más de un susto a la afición vallisoletana, pero que no alteró el resultado final del choque.

Victoria por la mínima para el CPLV que le colocan ya con 23 puntos (de 27 posibles) y le confirman como el principal rival del Espanya para alzarse con el primer puesto de la Fase Regular. Por su parte, el Rubi desciende una posición en la clasificación (sexto con 13 puntos) y se sitúa a cuatro puntos de las eliminatorias por el título tras una primera vuelta que deja a los blacks con más contras que pros. Ambos equipos volverán a la competición tras el parón navideño, el 13 de enero. El CPLV recibirá en el Canterac al Espanya en un partido que se prevé clave para el liderato, mientras que el Rubi visitará la pista del Tres Cantos con el objetivo de volver a la senda del triunfo. Pero eso será el próximo año. Ahora toca descansar y dejar de sufrir.

Ficha técnica:

Incidencias del enfrentamiento entre el CPLV y el Rubí/ RFEP Hockey Línea

RESULTADO: CPLV 1– 0 Rubí

PARCIALES: Guille 1 – 0 (min. 16)

CPLV: (Quinteto inicial) Nathan Sigmund, Adel Saber, Andres Portero, Olmo Ercilla, Jerry Kaukinen (P). (Suplentes) Daniel Diez, Tomas Pavlusek,  José María Caravallo, Guillermo Jimenez,  Miguel de Saja, Jan Vyoral, Daniel Gutiérrez, Mario Diez y Alejandro Lopez (P)

Rubí Cent Patins: (Quinteto inicial) Albert Margarit, Xavier Porqueras, Sergi García, Pol Jansa, Markus Piipo (P). (Suplentes) Ian Alarcos, Genis Mas, Alex Gil, Oriol Gonzalo, Luis Lorenre, Erik Alfaro, Pol Díaz, Pol Olivella, Arnau Diaz (P).

ÁRBITROS DEL ENCUENTRO: Oscar Manuel Romay López/ Oscar Pérez López

LUGAR DE CELEBRACIÓN: Valladolid

RECINTO DEPORTIVO: Estadio de Canterac

NÚMERO DE ESPECTADORES: Unos 800 espectadores. Estadio lleno al

80% de su capacidad.

AMONESTACIONES: Ninguna.

INCIDENCIAS: Ver foto de incidencias.

Anuncios