Ribadumia separa al Boiro de una blanca Navidad

De ganar, los boirenses se quedarían a un solo punto del registro logrado el año del ascenso durante en la primera vuelta.

Rodrigo Brión / Boiro

Con las pilas cargadas después de disfrutar de un merecido descanso, el CD Boiro vuelve al ruedo con el objetivo de traerse los tres puntos de su visita a Ribadumia. Tras la victoria lograda la pasada jornada ante el Silva en Barraña, los blancos confían en enlazar su segundo triunfo seguido ante lo aurinegros para llegar a las vacaciones de Navidad metidos de lleno en la lucha por la promoción y confiando en un pinchazo del Silva, el Racing o el Barco. Pase lo que pase, los barbanzanos ya se han ganado una buena mariscada en Nochebuena.

¡Al turrón!

Sin embargo, hay que tener en cuenta que el descanso es una peligrosa arma de doble filo. El descanso puede suponer un punto de inflexión para una plantilla que llega a esta etapa del año con las piernas cargadas y con el aliento justo para afrontar la jornada. En cambio, para un equipo metido en una dinámica ganadora, frenar durante una jornada puede romper ese ritmo de competición y obligarlos a regresar al trabajo un punto por debajo de su rendimiento.

Con todo, no parece ser el caso del CD Boiro. José Luis Lemos no es un entrenador que deje las cosas al azar. Metódico y concienzudo en su trabajo, el adiestrador boirense conoce de sobra los peligros que entraña la Tercera División y el Ribadumia en particular. “Este año la categoría está muy apretada. Más que nunca. Es muy difícil mantener una línea positiva mucho tiempo. Si en Tercera eres regular, tienes muchas posibilidades de acabar arriba” admite el técnico blanco, consciente de que el Boiro esta en el camino de lograr esa regularidad. Sobre el Ribadumia, el míster puso en valor las rachas conseguidas en el pasado por los pontevedreses, si bien admite que ahora mismo “no atraviesan un buen momento”.

Todavía no ha trascendido la lista de convocados para viajar a Ribadumia. En principio, el Boiro llega a la cita sin bajas significativas, por lo que José Luis Lemos podrá contar con el grueso de la plantilla para desplazarse hasta orillas del río Umia. Allí espera contar con la mejor versión de sus artilleros, Igor y Abad, que entre los dos suman 11 de las 25 dianas de la escuadra barbanzana.

Mal momento en Umia

Por su parte, el CD Ribadumia llega al choque sumido en una mala racha de resultados. Solo una victoria en las últimas siete jornadas dan algo de aliento a los aurinegros, que ocupan la decimocuarta posición de la tabla. A pesar de ello, por el momento parece no correr peligro su presencia en Tercera División, ya que mantiene un colchón de siete puntos con Cultural Areas, Bardabas y Villalonga, los equipos que marcan la zona de permanencia, todos ellos con 14 puntos.

El Ribadumia es un bloque que vende cara su derrota, aunque este Tourmalet de partidos ante los cocos del Grupo I parece haber dejado sensiblemente tocada a la plantilla. Ante los boirenses necesitarán hacer acopio de buen juego y fortuna, especialmente para intentar dejar su meta inédita, algo que solo han logrado en cinco ocasiones esta jornada. Además, necesitarán que Soto, su máximo artillero, afine su puntería para intentar sacar petroleo de las ocasiones que conceda el conjunto blanco.

Ficha técnica:

CD Ribadumia: Iván Parada; Bugallo, Renda, Santi, Miguel; Cheri, Fandiño; Figuera, Nelo, Parafita; Hugo Soto

CD Boiro: Reguero; Caridad, Otero, Borja, Vieytes; Pillado, Yahvé, Taboada; Cano, Yuri, Remeseiro

Anuncios