Reme: “Ojalá algún día el volei tenga la misma repercusión que el fútbol”

Entrevista con la jugadora y capitana del equipo de Segunda División Femenina de voleibol de UVa Sanjo, un deporte en horas bajas

Cristina Reyes | Andrea Villa

La capitana del UVa Sanjo antes del entrenamiento

Marina Remesal, jugadora y capitana del UVa Sanjo en la temporada 2017-2018. Imagen: Cristina Reyes

Marina Remesal (Valladolid, 1995) es la capitana del equipo UVa Sanjo del voleibol de Segunda División Femenina. Lleva seis años jugando en este club, y toda una vida entregada a este deporte. Tiene muy claro lo que significa el voleibol en su vida. ¿Cuál es la situación actual del voleibol en Valladolid? Hay un equipo escolar en las ligas inferiores, pero sin embargo la realidad es otra.

Pregunta: ¿Cuándo y cómo surgió tu afición por el voleibol?

Respuesta: Pues cuando era pequeña, en 5º de E. Primaria, en mi colegio, en el Juan XXIII, cuando terminábamos y salíamos del comedor me encontraba a las niñas mayores jugando en el patio del colegio. A partir de ahí… las miraba, me ponía a jugar, y me apunté en el equipo del colegio.

P: ¿Cómo comenzaste a jugar en el equipo del UVa Sanjo?

R: Empecé jugando en el Juan XXIII, y luego mi entrenador Álvaro me metió en el equipo del C. D. Cristo Rey. Allí estuve jugando tres años. Un día, me encontré con Félix Ubierna en la calle y me dijo que estaba buscando una niña cadete para poder ir a un Campeonato de España. Le dije que yo era cadete, porque él se pensaba que yo era más mayor. A partir de ahí, cambiamos todos los papeles y me hice del equipo de la UVa. Me fui a jugar un Campeonato de España con ellas, y desde entonces juego en este equipo.

P: En voleibol no existe el jugador de una única función, hay que ser un poco todoterreno. ¿En qué posición te sientes más cómoda?

R: Jugando de lateral. Aunque también juego de líbero, pero la que más me gusta es de lateral.

P: ¿Cómo se vive el ambiente en el vestuario?

R: Muy bien, la verdad es que somos un equipo muy simpático, nos llevamos muy bien entre todas. Hay muchísimo compañerismo, somos amigas entre nosotras. Estamos muy unidas. Cada vez que tenemos algún problema, nos lo comentamos e intentamos solventarlo antes de que llegue a más. En todos los equipos hay problemas, pero somos unas chica muy maduras que lo intentamos siempre sacar adelante. La verdad es que muy bien.

P: ¿Cuántas horas de entrenamiento dedicas? ¿Cuántas crees que son necesarias para un equipo de Segunda División?

R: Unas dos horas y cuarto, tres dias a la semana: lunes, miércoles y viernes. Yo creo que tres días a la semana dos horas, está bien. Es lo ideal para un equipo de Segunda División.

P: Este año la plantilla del equipo ha sufrido cambios, ¿crees que ha sido para mejorar?

R: Por supuesto. Yo creo que todo cambio es bueno. Además, al ser un equipo universitario, cada año nos viene gente de otras ciudades, erasmus… Y la verdad es que siempre nos viene muy bien, porque nos dan un soplo de aire fresco y nos enseñan mucho tanto a nivel de dentro del equipo como de fuera. Se puede aprender mucho de ellas.

P: Como capitana del UVa Sanjo de Segunda División femenina, ¿qué crees que es lo más difícil de este “cargo”?

R: Saber llevar el ritmo del equipo. Saber estar ahí y tener en cuenta que va a haber momentos muy difíciles y que tienes que apoyar a todas las jugadoras. Si hay alguna riña entre ellas, saber llevarlo. Tener en cuenta que eres el vínculo entre tus compañeras y el entrenador. Animar al equipo es la clave.

P: ¿Cuáles son los objetivos del equipo para esta temporada?

R: Quedar primeras de Liga. Aunque el fin de semana pasado perdimos un partido contra Palencia, nuestro objetivo sigue siendo quedar primeras. Esperamos ganar este fin de semana a la Universidad de Salamanca para seguir en ello.

P: ¿Y tus objetivos personales como jugadora?

R: Los mismos. Mi sueño es llegar a una fase de ascenso, y para ello tenemos que quedar primeras o segundas de liga. Yo creo que este año tenemos equipo para ganarla. Por tanto, mi objetivo personal es apoyar al equipo para llegar hasta ahí.

“Mi sueño es llegar a una fase de ascenso. Por tanto, mi objetivo personal es apoyar al equipo para llegar hasta ahí”

P: Entonces, ¿ves posible que el UVa Sanjo pueda ganar este año la Liga?

R: Yo creo que sí. Nos lo jugamos todo esta jornada pero es que tenemos un equipo muy bueno que debería ganar la liga. Y si no, quedar segundo, pero…ganar la liga. Confío en ello.

La capitana del UVa Sanjo muestra su dorsal

Marina Remesal durante la entrevista para SportValladolid. Imagen: Cristina Reyes

P:¿Podrías señalar al menos tres características necesarias para jugar en un equipo de la categoría del UVa Sanjo?

R: Yo creo que para jugar en cualquier deporte de equipo es imprescindible ser buena compañera de equipo, tener buena actitud tanto en el campo como fuera y tener aptitudes para jugar al volei.

P: ¿Te gustaría dedicarte profesionalmente a este deporte?

R: Ojalá se pudiera. Yo tengo claro que a día de hoy es un hobbie, y que no voy a poder vivir del volei. Si se pudiera, yo encantada. Para mí es un deporte al que me dedico y dedico un montón de tiempo, pero no voy a poder vivir de ello. Nosotros pagamos por jugar, luego nos dan la beca universitaria si llegamos al Campeonato Universitario de España, pero en un principio nosotros estamos pagando. Así que no lo veo viable.

P: Si tuvieras que quedarte con un momento que hayas vivido en el campo de juego, ¿cuál elegirías?

R: En uno de los campeonatos de españa, cuando éramos juveniles, íbamos perdiendo 2-0 contra Murcia, y 24-12, osea de paliza. Y conseguimos remontar el set y ganamos 26-24, al saque Fátima Aguirre, no se me va a olvidar nunca, y ganamos el partido. remontamos el 2-0 y ganamos 3-2 a Murcia en el Campeonato de España. Fue un partido que nos unió mucho a todas, porque cuando vas perdiendo de tanta paliza no te esperas remontar. Fue un momento muy emotivo para todas.

P: ¿Quién es tu referente en este deporte?

R: Podría decir que Jessica Rivero, que es de aquí, de España. Tiene mi edad y coincidimos en los campeonatos cuando eramos chiquititas. Desde que tenía 17 años ha estado en la Selección Absoluta de Volei y… ¡es una crack! Ojalá algún día llegue a jugar como juega ella.

“Para mí el volei es mi forma de ver la vida. Lo es todo y es lo que me hace ser como soy”

P: A día de hoy, ¿qué supone el voleibol para ti?

R: Para mí, como dicen mis amigos, es mi vida Yo me levanto por la mañana y solo pienso “hoy tengo entrenamiento”, y los fines de semana también. es lo que me hace feliz. cuando estoy sin volei estoy insoportable. Me encanta, es mi forma de ver la vida. Para mí el volei lo es todo, y es lo que me hace ser como soy.

P: ¿Es complicado compaginarlo con los estudios?

R: Hay momentos en los que sí. Y yo a lo largo de la carrera lo he pasado muy mal. En época de exámenes no puedes faltar a los entrenamientos y llegar a casa a las doce de la noche y al día siguiente levantarte a las 6:30 para estudiar es muy difícil. Pero al final es lo que te gusta y merece la pena.

“En Valladolid no tenemos casi cantera. Salen algunos equipos buenos, pero realmente no sabemos competir y no tenemos horarios de entrenamiento”

P:¿Cómo crees que está la situación del voleibol en Valladolid?

R: Yo creo que a nivel de Castilla y León bien, es uno de los mejores equipos. Pero a nivel nacional, es muy bajo el nivel que tenemos en Valladolid en cuanto al volei. No tenemos casi cantera, salen algunos equipos que son buenos, pero realmente no sabemos competir y no tenemos horarios de entrenamiento. Cuando yo era pequeña, existía la Permanente y entrenábamos tres horas diarias todos los días de la semana. A mayores los viernes con el club, es decir, los viernes 5 horas. Y así conseguimos quedar octavas de España. Pero ni con esas. Eso a día de hoy no se hace, no hay ningún equipo que entrene tantas horas.

“He visto a niñas juveniles que no saben jugar. Depende del nivel que tengan los entrenadores, y también es muy bajo”

P: ¿Y a nivel escolar?

R: Depende de categorías. Yo soy árbitro de escolares y he visto niñas juveniles que no saben jugar. Les gusta, pero el nivel es muy bajo. Sin embargo, en categorías alevines y benjamines sí que parece que está habiendo un poco que saben qué es el volei y saben jugarlo. Pero también depende el nivel que tengan los entrenadores. Y el nivel de los entrenadores también es muy bajo.

P: ¿Valladolid tiene afición por el voleibol?

R: No mucha. Me gustaría decir que sí, pero la verdad es que muy poca. Tenemos dos equipos de Superliga, uno femenino y otro masculino; y va muy poca gente a ver los partidos. Vamos las jugadoras del club, las mamás, los papás y poco más. Es una pena.

P: ¿Consideras que el voleibol alcanza la repercusión social que se merece?

R: No. Comparado con otros deportes creo que el volei tiene una repercusión social ínfima. Es una pena. No sabemos aprovechar tampoco las oportunidades que tenemos. Este verano vinieron los equipos de Europa a jugar Campeonatos y estaba vacío el Polideportivo de Huerta del Rey. Si no aprovechas las oportunidades, si no promocionas este tipo de eventos, la gente no se engancha a este deporte. Ojalá algún día el volei tenga la misma repercusión que el fútbol.

 
Anuncios