El Palencia busca rehacerse en casa ante el Sammic

Bárbara Rodríguez Valbuena | Javier Sánchez de la Fuente

Los palentinos reciben al Sammic Hostelería y buscan revertir los dos últimos resultados en contra ante el líder y el penúltimo de la tabla

El Chocolates Trapa Palencia quiere volver a probar la victoria tras dos jornadas agridulces que lo han colocado en la decimotercera posición de la clasificación. Hace dos semanas se medía a un invicto Cafés Candelas Breogán y cedía en casa ante el que sigue siendo el líder absoluto de esta campaña de LEB Oro, en un partido muy igualado que se resolvió en los últimos momentos del encuentro (70-74). En el último encuentro disputado, correspondiente a la novena jornada de liga, los palentinos volvían a ceder, esta vez frente al Clavijo, penúltimo de la tabla por entonces (91-82).

Los de Joaquín Prado llegan al encuentro con el objetivo puesto en volver a conseguir la victoria y alejar esos fantasmas que reaparecieron tras las nuevas dos derrotas seguidas. Además, el equipo no podrá contar todavía con Sani Campara, pues el bosnio sigue en la concentración con su selección. A la baja del base, se unen las más que posibles bajas de Quique Garrido Y Jordi Grimau. Garrido sigue sintiendo molestias del golpe que recibió hace dos jornadas ante el Cafés Candelas Breogán, y aunque disfrutó de algunos minutos ante el Clavijo, es duda para el encuentro; y Grimau, que no pudo salir a jugar a la cancha riojana y aún no está al 100%. «Siguen arrastrando problemas y solo han hecho una y dos sesiones de entrenamiento respectivamente esta semana»,  argumentaba Prado. También es duda Calliste, que arrastra dolores de cadera que «le han impedido estar en tres sesiones de entrenamiento», añadía el técnico.

A las bajas se une la pérdida intensidad en ataque y defensa, mostrando un juego muy alejado del que acostumbra a mostrar el conjunto morado. Una mala imagen que quiere revertir el entrenador: «Llegamos al partido con muchas ganas de dar otra imagen, no solo de conseguir una victoria, sino de afrontar el partido de otra manera, de ser fieles a nuestro estilo, de hacer un partido digno, que el de la semana pasada no lo fue», confesaba Prado, notablemente enfadado por la imagen que ofrecieron sus pupilos en La Rioja.

EL RIVAL

Enfrente estarán los guipuzcoanos del Sammic Hostelería, liderados por Lolo Encinas. «Son un equipo que ha empezado con buen nivel la temporada, ayudados por el bloque que lograron mantener de la pasada campaña, de los que lograron tan brillantemente el ascenso. Han fichado a jugadores con mucha experiencia en la liga como Ruiz de Galarreta», analizaba el técnico local.

Los de Sammic están en undécima posición, dos por encima del Palencia, pero en igualdad de condiciones si tenemos en cuenta que también vienen de una mala racha de dos derrotas consecutivas. La duda en el equipo visitante pasa por Gaizka Maiza, que podría ser baja esta noche.

Un equipo unido, ya que continúan jugadores del ascenso como Gaizka Maiza, Ander García, Ibon Guridi o Joe de Ciman, algo positivo para Prado, que comentaba que “ha podido mantener un grupo que el año pasado logró brillantemente el ascenso la temporada pasada”, además de contar en sus filas con gente de trayectoria y experiencia en liga como Victor Serrano, Portákez o Bulic.

SU JUEGO: El juego del Sammic se caracteriza por la buena circulación que fabrican, en el movimiento del balón, pero también de sus jugadores en la pista.  Basa su juego, sobre todo, en juego de 5 contra 5 dando mucha importancia a esas inversiones y movimientos en el lado contrario del balón. Esa unidad del equipo se traduce en juego colectivo, aunque cuenta con jugadores de desequilibrio y de 1 contra 1 como Galarreta o De Ciman. No comete muchas pérdidas de balón, pero es uno de los equipos que menos rebotes captura de la liga.

LAS CLAVES DEL PARTIDO

Joaquín Prado lo tiene claro. La clave para lograr la victoria –que sería la cuarta en diez encuentros- tiene que pasar por la defensa morada. «El nivel defensivo tiene que darnos las alas necesarias para hacer un buen partido. Hemos de recuperar el nivel defensivo que teníamos hace dos o tres semanas. Venimos de un mal partido defensivo, que no se puede volver a repetir. Nos pueden hacer puntos, que sí, pero no puede haber canastas fáciles, ni contraataques fáciles ni bandejas». Una idea que ha calado hondo en el vestuario, ya que Sergi Pino confesaba que a comienzos de temporada se habían propuesto “ser la mejor o una de las mejores defensas de la liga”, y para conseguir eso y remontar los malos resultados es necesario seguir entrenando como estamos entrenando esta semana, cogiendo hábitos buenos, en defensa sobre todo. Creo que lo estamos entrenando y si lo conseguimos, creo que saldremos para adelante”.

Para someter al equipo rival, el Chocolates tendrá que intentar bloquear los posibles 1 contra 1 de esos jugadores de desequilibrio que en ocasiones salen como revulsivos en ataque, además de aprovechar esa falta de solidez en el rebote.

Anuncios