Un VRAC en plena escalada sigue lejos de su mejor rugby

La octava jornada de la División de Honor de rugby ha sido un momento determinante para el VRAC Quesos Entrepinares, que ha vuelto a encaramarse a los puestos más nobles de la clasificación. Tras un arranque de temporada bastante tímido, los resultados del club vallisoletano mantuvieron en vilo a la afición, que quizá esperaba ver un dominio similar al del año pasado, cuando a estas alturas el equipo se colocaba primero con 39 puntos y sin haber conocido la derrota. Este año, el VRAC se encontraba en un estado de forma inferior al de la pasada campaña, algo que resulta evidente cuando en la jornada 5 ya acumulaba dos derrotas fuera de casa. Tan solo el triunfo en la Supercopa de España el 9 de octubre ante El Salvador (17-14) maquilló una primera fase de competición marcada por una plantilla en continua rotación y unos resultados insuficientes para los objetivos del equipo.

Gonzalo Castro / Ricardo García

Para el aficionado era fácil imaginar un curso con igual rendimiento que la temporada pasada. El Quesos, intratable tanto en casa como jugando de visitante, se paseó por los campos de la categoría arrollando a cualquier equipo que tratara de plantarle cara. Tan solo su máximo rival, el Silverstorm El Salvador, consiguió sacarle los colores en Pepe Rojo, donde los queseros actuaban como visitantes y cayeron derrotados por 40 a 19. Esta derrota, y un empate a 22 frente al Complutense Cisneros, fueron los dos únicos tropiezos del líder.

evolucion-del-vrac-en-las-ultimas-tres-temporadas-j1-a-j8

El VRAC durante las ocho primeras jornadas de liga. (G. Castro) | Fuente: Federación Española de Rugby

Los números hablan por sí solos. El arranque liguero del VRAC la temporada pasada ensombrece cualquier otro inicio de campaña. El conjunto quesero se alzó con el primer puesto al final del curso y sólo se resbaló en dos ocasiones. La única derrota la conoció en el Pepe Rojo ante El Salvador, quien también le arrebató el campeonato en la final de mayo. Hace dos temporadas, cuando el Quesos Entrepinares hizo historia en el rugby nacional al conseguir su quinto título liguero consecutivo, se mostró muy similar al inicio de curso de esta misma campaña. En aquella ocasión, de la novena plaza que llegó a ocupar en la primera jornada, pasó a situarse como cuarto clasificado. Esta temporada, a pesar de los dos tropiezos en las primeras ocho jornadas ligueras, el conjunto vallisoletano se agarra a los puestos altos de la tabla y ya se encuentra entre los cuatro mejores equipos. Iguala los resultados cosechados hace dos temporadas y se aleja del intratable comienzo del año pasado.

Sergio Sanz, redactor de la sección de deportes de Tribuna Valladolid, lo tiene claro: “el VRAC ha querido rehacerse después de las dos finales perdidas al final de la temporada pasada. Sin embargo, mientras que El Salvador ha formado una plantilla para competir en Europa, el Quesos ha tardado más en consolidar al equipo. A pesar de todo, no podemos dar al equipo por muerto con 14 partidos por delante”.

Marcos Maroto de Constellation Rugby, por su parte, es menos optimista. Para él, habrá que esperar a ver como responden los nuevos fichajes: “ahora mismo el VRAC es un equipo que está bastante verde. Tenemos que esperar a que los nuevos fichajes se adapten y que el vestuario se recupere de la ruptura que sufrió el año pasado con los jugadores extranjeros. Si a esto le sumamos el ascenso de jugadores de la cantera podemos esperar un conjunto dinámico y fuerte en la delantera”. Al igual que Sergio Sanz, Maroto también reconoce que el tiempo decidirá el futuro de este VRAC.

Las cifras del conjunto vallisoletano en la fase regular de las temporadas 2014/15 y 2015/16 eran el ejemplo más claro de su dominio sobre el césped. En el último año, tras 20 victorias en 22 partidos, el conjunto quesero acumulaba en su casillero 98 puntos, 16 de los cuales correspondían al bonus ofensivo. Además, el VRAC cerró la campaña con 105 ensayos a favor y tan solo 38 en contra, lo que es un fiel retrato del potencial ofensivo del que disfrutaba el equipo.

ensayos-del-vrac-durante-las-tres-ultimas-temporadas-j-1-a-j-8

Comparativa de ensayos a favor y en contra (R. García) | Fuente: Federación Española de Rugby

La capacidad anotadora del club quesero también se ha visto reducida esta temporada. A estas alturas del año, la temporada pasada el equipo había conseguido seis ensayos más que la campaña actual. Además, su potencial defensivo también se ha visto superado por la delantera de los rivales, que han conseguido convertir cinco ataques más que el curso 2015/16. Los números confirman lo que ocurre cada fin de semana: el VRAC ataca menos y defiende peor.

Sin embargo, esta temporada las cosas han cambiado. Los queseros tan solo han vencido en 6 de los 8 partidos disputados, y a pesar de que se han acomodado en la parte alta de la tabla, resulta muy aventurado pensar que vayan a destronar al todopoderoso Alcobendas. El conjunto madrileño cuenta sus partidos por victorias, y encabeza la clasificación en solitario portando la corona que años antes había tenido su casa en Valladolid. Los madrileños suman 38 puntos y no han encontrado en toda la liga un rival capaz de arrinconarles sobre el césped.

Aún es pronto para saber si el VRAC volverá al Olimpo del rugby nacional, o si una posición más modesta en los puestos de play-off le servirá de motivación para firmar una eliminatoria excepcional que le conduzca a ganar el campeonato. Los últimos partidos invitan al optimismo de un equipo que merece estar en lo más alto. La afición lo sabe y no pierde la esperanza. Pepe Rojo arropa a su equipo cada domingo. Valladolid conoce la receta del éxito en rugby. Habrá que esperar. Todavía sigue en el horno…

Anuncios