La inexperiencia complica el debut en “Plata” de HandVall

Rubén Carrasco habla durante un tiempo muerto

Rubén Carrasco da instrucciones a sus jugadoras durante un tiempo muerto. / Foto: Pablo Lozano

Alejandro Rodríguez / Pablo Lozano

El conjunto dirigido por Rubén Carrasco afronta su primera temporada en la División de Honor Plata Femenina. Las “ranitas” no han comenzado con buen pie su andadura por la categoría de plata, con solo dos victorias en ocho partidos, culpa en parte por la falta de experiencia de las jugadoras en encuentros igualados. Sin embargo, el paso de los partidos y las ganas de las vallisoletanas por aprender y mejorar pueden dar al equipo un plus de calidad para afrontar la segunda mitad del curso con mayores garantías.

Los inicios nunca fueron fáciles. Esta no iba a ser una excepción. El HandVall Olibher La Cistérniga se está enfrentando a la cruda realidad en su tercera temporada de existencia: ascender de categoría siempre supone un año complicado, de adaptación, de momentos duros. La clave está en permanecer durante ese primer curso, a partir de ahí el rodaje en partidos de ese calibre te da mayores garantías de victoria.

Y en esas se encuentra el conjunto vallisoletano, luchando contra viento y marea, o mejor dicho, contra su propia inexperiencia, por quedarse otro año más en la División de Honor Plata Femenina. Este es el factor clave que ha condicionado los resultados de HandVall en la primera fase del campeonato. En una liga tan igualada, los detalles y la gestión de los momentos decisivos hace ganar o perder partidos, luchar por cotas más altas o pelear por no caer al pozo.

Marina de la Puente lanza a portería

Marina de la Puente lanza a portería durante el último partido ante Rodosa Chapela. / Foto: Pablo Lozano

Un nuevo proyecto que arranca a lo grande

HandVall se crea en 2014 con el objetivo de formar jugadores desde las categorías más bajas para que lleguen al máximo nivel en su etapa de madurez. A pesar de tener sección masculina, el club se centra más en las chicas, pues el pilar básico es el conjunto senior femenino, sucesor del extinto Balonmano Valladolid Femenino. Convertirse en un referente de la base vallisoletana y devolver al primer equipo a la categoría de plata era el sueño de Óscar Perales, Yeray Lamariano y David Davis.

Tres temporadas después, los objetivos están conseguidos. Los logros de la base ya han puesto en el mapa al club del barrio de La Rondilla, y el senior femenino lograba el pasado mayo el ascenso al segundo intento en la localidad valenciana de Benetússer. El número de equipos y de jugadores inscritos además sigue aumentando, sobre todo en categorías como benjamines o alevines. El proyecto no podía haber comenzado de mejor manera.

Se mantiene el bloque del ascenso

Benetússer marca un antes y un después en la andadura de las “ranitas”. Volver a División de Honor Plata Femenina era el objetivo prioritario, y conseguirlo en tan solo dos temporadas aceleraba el proceso. Bienvenido sea. Sin embargo, Rubén Carrasco no se ha partido la cabeza pensando en armar un equipo fuerte para dar el salto de categoría. No hacía falta, ya lo tenía.

Banquillo de HandVall durante la fase de ascenso de 2015

HandVall asciende a División de Honor Plata Femenina la pasada temporada en Benetússer. / Foto: HandVall

Para la nueva temporada, HandVall mantiene el bloque que conseguía el ascenso por tierras valencianas, con algún fichaje y varias bajas. Entre las últimas cabe destacar la retirada por motivos personales de Sara García. La jugadora juvenil era ya uno de los pilares del conjunto senior y esta podía ser su temporada definitiva, tras haber ganado en enero, junto a Marta Mateo y Alicia Hernández, el Campeonato de España de Selecciones Territoriales en Almería.

Esta baja supone para las vallisoletanas un vacío importante en la primera línea, sobre todo en las posibilidades de rotación para Alba Herranz y Marta Mateo, que acumulan muchos minutos en estos primeros partidos de la temporada. Para reforzar este puesto, Rubén Carrasco ha decidido fichar a Carmen Martín. La jugadora de Nava de la Asunción tiene velocidad y una buena capacidad de penetración, necesarias para combatir ante defensas abiertas. Además, el técnico vallisoletano ha fichado para los extremos a Patricia Toquero y Marina Escudero con el objetivo de cubrir por completo esa posición.

Los malos inicios de partido y las situaciones igualadas, claves

En los ocho partidos que se han disputado en esta temporada, los detalles han marcado el devenir de las “ranitas”. Y en la mayoría de las ocasiones con resultado desfavorable. Seis derrotas y tan solo dos victorias, precisamente ante los dos equipos que le preceden en la clasificación. La situación es complicada, pero los motivos para creer en la permanencia son varios. El principal reside en la falta de experiencia de uno de los conjuntos más jóvenes de la categoría. Esto solo se remedia con el paso de las jornadas.

Hay dos aspectos clave a la hora de explicar los malos resultados de HandVall. El primero son los primeros minutos de partido. En algunos encuentros, la diferencia en el marcador en el minuto 15 ya estaba en una horquilla de entre 4-7 goles en contra, algo muy difícil de remontar en una categoría tan igualada como la División de Honor Plata Femenina. Cuando las vallisoletanas no han tenido que ir a remolque, aguantando la arrancada, han luchado hasta el final por la victoria.

Lanzamientos intentados y anotados por HandVall

Gráfico con los lanzamientos intentados (barras verdes) y los lanzamientos anotados (línea morada) por HandVall durante la temporada. / Fuente: elaboración propia

Como se puede observar en ambos gráficos, el segundo aspecto reside en la mala gestión de las situaciones igualadas. El contenido refleja estadísticas durante todo el partido, pero se puede extrapolar a estos momentos. En choques como los disputados ante Seis do Nadal, Morro Jable o Palencia Turismo, el pequeño porcentaje de paradas -alrededor del 19%-, las pérdidas -media de 11 por encuentro-, y los fallos en el lanzamiento -63% de anotación-.

Estadísticas defensivas de la temporada de HandVall

Estadísticas defensivas (pérdidas, paradas y goles encajados) de HandVall en la temporada. / Fuente: elaboración propia

2017 tiene que marcar un punto de inflexión

“Debemos ser más un equipo y dejar de lado las individualidades. De esta manera podremos mantener el nivel en todas las fases del encuentro y lograr victorias importantes para llegar hasta nuestro objetivo, que es la permanencia. En estos primeros partidos estamos pagando la novatada, pero esto es algo que se va arreglando con el paso de las jornadas, adquiriendo experiencia, por ejemplo, en aspectos defensivos y a nivel de exclusiones. Esta puede haber sido una de las claves de la mala racha de resultados junto a las pérdidas y los fallos de lanzamiento”.

Estas son las palabras de un Rubén Carrasco que analiza de manera crítica pero no demasiado negativa la temporada que están realizando sus “ranitas”. Habla de las individualidades, uno de los puntos débiles del equipo, puesto que a nivel por ejemplo de goles, un dato cuantificable, entre cuatro jugadoras -Alba Herranz, Isabel Colías, Marta Mateo y Elisa Méndez- anotan casi el 63% de los tantos del conjunto vallisoletano.

Porcentaje de goles de las jugadoras de HandVall

Entre cuatro jugadoras anotan casi el 63% de los goles de HandVall. / Fuente: elaboración propia

Tras la segunda victoria del año ante Rodosa Chapela, al HandVall Olibher La Cistérniga le espera su particular Tourmalet antes de finalizar 2016: visita al Ansa Oviedo, recibe al Balonmano Gijón y viaja hasta Santander para jugar ante el Uneatlántico Pereda. Tres equipos que luchan por la fase de ascenso, tres rivales muy complicados para las “ranitas” pero muy convenientes a la hora de mejorar y adquirir esa experiencia clave en una liga marcada por los detalles y la igualdad.

Si el conjunto vallisoletano quiere luchar por objetivos mayores en este debut en la División de Honor Plata, el arranque de 2017 tiene que suponer un punto de inflexión a nivel físico y mental de las jugadoras. Aunando esto con una buena preparación táctica, los resultados podrán llegar. Solo es cuestión de tiempo ver si esto sucede o si por el contrario las “ranitas” seguirán sufriendo en este curso.

 

Anuncios