Nantes es el máximo goleador del equipo | Foto: @BMVillaAranda

Villa de Aranda, misma competitividad con menos recursos

Alejandro Ojeda / Guillermo de Marcos

Vuelta a los orígenes. Así se podría definir el cambio de proyecto en el inicio de la quinta temporada del equipo amarillo en la liga Asobal. Tras realizar la mejor temporada de su historia obteniendo la sexta plaza y rozando la Final Four de la Copa S.M. El Rey, el club arandino se ha visto obligado a reducir sus gastos presupuestarios para hacer frente a la deuda contraída en las tres últimas temporadas por la antigua directiva. Jugadores jóvenes y un entrenador novato en la categoría en busca de un objetivo de la permanencia que ya parecía olvidado. De momento, el club ribereño está explotando sus recursos por encima de sus posibilidades y mantiene la competitividad de la pasada campaña.

Pese a la mala racha que acarrea el Villa de Aranda, con dos derrotas consecutivas, el equipo de Álvaro Senovilla se mantiene en una cómoda novena plaza gracias a los diez puntos que atesora en su casillero, divididos en cuatro victorias, dos empates y cinco derrotas. Los buenos resultados que obtuvo en las primeras jornadas de la Liga Loterías Asobal hacen que ahora mismo sean cinco los puntos que tiene de margen sobre el descenso. Sin embargo, en los últimos encuentros, los arandinos están mostrando síntomas de debilidad, sobre todo en su bagaje ofensivo, con muchos errores fáciles de lanzamiento en seis metros.

Gran inicio liguero pese a las dudas

Poca gente esperaba un inicio de campeonato tan efectivo a orillas del Duero. El Villa de Aranda empezó la temporada con buen píe, manteniéndose invicto las primeras cuatro jornadas, en las que cosechó seis puntos, lo que se traduce en dos victorias y dos empates. Triunfos importantes ante Bidasoa y Puente Genil y dos empates más que notables en pistas tan complicadas como el Ovni y la Catedral.

Andrés Martín, experto en balonmano de la Cadena COPE Aranda presagiaba un inicio de campeonato mucho más complicado, ya que tanto jugador nuevo iba a ser difícil de acoplar. “Tras tres temporadas con Jacobo Cuétara en el banquillo e implantada su filosofía de juego iba a ser difícil encauzar un cambio tan drástico. Las bajas de Oswaldo y Javi Muñoz en ataque, la de Rangel en portería y la de Revin y Part en defensa en principio eran irremplazables. Por suerte, la secretaría técnica ha acertado con los recambios y el trabajo de la plantilla está funcionando”.

plantilla-vda-2016-2017

Primer equipo del Villa de Aranda en la presente temporada | Foto: @BMVillaAranda

Las dudas que se generaron durante la pretemporada tras el recorte presupuestario de la plantilla, que entre el técnico y los jugadores fue de más de 80.000 €, hacían dudar del potencial del equipo, al que seguramente le harían falta semanas de trabajo para empezar a cosechar resultados. No obstante, el equipo ha comenzado muy pronto a responder en la cancha. Este gran rendimiento de los arandinos se debió al gran estado de forma de jugadores clave, como Raúl Nantes, Ricardo Amérigo o Juanlu Moyano, que convirtieron al Villa de Aranda en un rival muy competitivo, tanto en casa como lejos de ella.

El Bada Huesca frena la racha del Villa de Aranda

Los arandinos encaraban la quinta jornada con muy buenas sensaciones, tras el gran nivel demostrado en los partidos anteriores. El equipo de Álvaro Senovilla recibía a un Bada Huesca en horas bajas, que no conocía aún la victoria lejos de territorio oscense en esta temporada. Como presagiaba la previa del partido, el Villa de Aranda se plantó bien en la pista y logró distanciarse a siete goles de su rival. Sin embargo, Huesca rompió todas las ilusiones de los arandinos con una gran remontada, la cual iba a marcar un punto de inflexión en el conjunto arandino.

Los dos puntos se escapaban del Príncipe de Asturias por primera vez en toda la temporada, y con el calendario que le venía al equipo ribereño fuera de casa, la derrota fue un golpe bastante doloroso. Poco o nada pudieron hacer los hombres de Senovilla en sus visitas a Granollers y Barcelona, donde cayeron con honor.

Los arandinos se aferran al Príncipe de Asturias

No obstante, el Villa de Aranda se rehízo de las derrotas y siguió mostrando su gran nivel, al menos en casa. El equipo de Álvaro Senovilla consiguió hacerse fuerte en su pista, en la que encadenó dos victorias consecutivas, frente a Guadalajara y Ciudad Encantada, dos rivales directos en la lucha por la permanencia.

vda-gua-2

André Amorim viene arrastrando varios problemas de lesiones | Foto: Guille de Marcos

Los arandinos supieron hacer frente a un momento muy complicado, que estuvo plagado de bajas importantes, como la de Raúl Nantes, André Amorin y Xoan Ledo. Ante esta situación, el Villa de Aranda demostró una gran competitividad en el terreno de juego, lo que le permitió sumar de dos en dos en el pabellón Príncipe de Asturias. Fue el momento en el que la plantilla supo hacerse fuerte, y la participación de todos y cada uno de los jugadores fundamental para llegar a la decena de puntos. Parecía que el rumbo se había vuelto a enderezar.

El Villa de Aranda paga su poca efectividad ofensiva

Pero si juegas con fuego te puedes quemar. Y eso le ha acabado ocurriendo al club burgalés. En las dos últimas jornadas de liga, los arandinos han caído derrotados ante el BM Benidorm, colista de la categoría y el Atlético Valladolid, equipo recién ascendido y que nunca había ganado en Aranda de Duero. El conjunto de Álvaro Senovilla no se encuentra en su mejor momento, sobre todo ofensivamente, como se pudo comprobar en el derbi. Hasta diez lanzamientos fallados desde la segunda línea en los seis metros, algo que en esta liga Asobal te acaba condenando.

Tras el término de la undécima jornada, los arandinos se encuentran en la novena plaza con diez puntos, tres menos respecto a los que consiguió la temporada pasada a estas alturas. Si nos fijamos en las estadísticas, podemos ver el bajón ofensivo que ha arrastrado el Villa de Aranda de una temporada a otra, con 53 goles menos anotados. No obstante, el conjunto de Álvaro Senovilla ha mejorado sus datos ofensivos respecto al año pasado, reduciendo de 320 a 297 goles encajados.

comparativa-vda

Comparativa del Villa de Aranda respecto a la temporada anterior | Fuente: elaboración propia

Datos que se pueden achacar al cambio en el banquillo, ya que Jacobo Cuétara, el técnico de la pasada campaña, es más próximo al estilo de la llamada “escuela leonesa”, donde se da más relevancia al aspecto ofensivo. No obstante, Álvaro Senovilla es más afín al estilo de la “escuela vallisoletana”, donde se parte del aspecto defensivo para ganar los partidos.

Un equipo muy irregular

Ya desde los encuentros preparatorios de verano, el nuevo proyecto del conjunto arandino empezaba a dejar claros síntomas de lo que podría verse esta temporada. Uno de los problemas que se atisbaba era claro, el de la irregularidad. Y no solo en distintos partidos, sino también mucho descontrol dentro del mismo encuentro. Quizás el hecho de la juventud que atesora la plantilla pueda explicar el porqué de la falta de control en la mayoría de encuentros. 24,1 años es la edad media del equipo, el cual cuenta con muchos jugadores debutantes en la categoría.

edad-vda

Fuente: elaboración propia

Los altibajos se pudieron ver ante Bidasoa, donde el equipo tuvo que remontar cinco goles para lograr la victoria. Ante Puente Genil y Ciudad Encantada y tras tener una cómoda ventaja el conjunto ribereño acabó sufriendo para ganar. No corrió la misma suerte contra Bada Huesca, desperdiciando una renta de hasta siete goles en el segundo tiempo. Y ante Benidorm y Valladolid la película fue la contraria, el Villa de Aranda comenzó mal y estuvo a punto de remontar. Una irregularidad manifiesta que desde el banquillo el técnico Senovilla no acaba de poder revertir, ni en casa ni lejos del Príncipe de Asturias.

Carlos Sacristán, analista de balonmano en la Cadena SER Aranda cree que el técnico pucelano debe corregir antes los momentos de duda, parando los partidos y mostrando variantes tácticas concretas. “No te puedes quedar contemplando el partido cuando tu equipo no tiene ideas en ataque. Los tiempos muertos se tienen que pedir antes para que puedan ser efectivos.” Parciales en contra que acaban de mermar un equipo que práctica muy buenos momentos de balonmano pero que se atasca en momentos puntuales durante varios minutos.

Pese a las dos últimas derrotas consecutivas y a los vaivenes en la competición, el Villa de Aranda está fraguando una gran temporada, en la que está demostrando que puede competir de tú a tú con cualquier rival, incluso cuando ha estado marcado por bajas importantes. La próxima cita del equipo de arandino será frente al Frigoríficos Morrazo Cangas, actual colista de la competición, lo que será una gran oportunidad para volver a la senda de la victoria. El tiempo dirá si el cambio drástico de proyecto mantiene al equipo en la máxima categoría del balonmano español.

Anuncios