Óscar de Paula: “El Palencia tiene una base sólida para poder competir contra cualquiera”

Óscar de Paula afronta en el CD Palencia su reto más importante como entrenador/Guillermo Bueno

GUILLERMO BUENO/JAVIER CARRIÓN

Estaba en el paro a una semana para el comienzo de la temporada 2016/17, pero recibió una llamada desde la Nueva Balastera que le llevaría hasta su reto más importante hasta el momento como entrenador. Exjugador de la Real Sociedad en Primera División, del Badajoz, del Cádiz y de la Ponferradina, Óscar de Paula (Barakaldo, 1975) afronta en el CD Palencia su segunda experiencia como técnico tras haber dirigido al CD Badajoz en Tercera División el curso pasado. Tras unas primeras semanas difíciles en la capital del Carrión, donde llega con el objetivo de lograr la salvación morada en Segunda B, ha encontrado la tecla para conseguir mejores resultados y ser competitivo. Sin embargo, sigue teniendo como asignatura pendiente los goles. Su implicación y motivación en el proyecto es tal que a veces le sobra energía para saltar al césped y ayudar a sus pupilos. 

Pregunta: Cuando llegó al club, aseguraba que la ciudad le estaba encantando aunque no la había visitado antes. En el tiempo que lleva ya ha tenido la oportunidad de conocerla un poco más a fondo, ¿qué imagen se está llevando de ella y qué es lo que más le está gustando?

Respuesta: La imagen de Palencia es la de una ciudad muy bonita, muy verde, construida alrededor de su río y con muchas zonas deportivas para que la gente haga deporte a diario. Lo que más me ha gustado es la zona de la catedral, que me ha parecido algo especial. Incluso estuve en la cripta el único día del año que la abren.

P: ¿Qué opinión tiene de la afición y del estadio con el que cuenta el Club Deportivo Palencia?

R: El estadio es muy bonito, ya había jugado aquí con la Ponferradina. Tengo que decir que ahora mismo no está en las mejores condiciones pero me parece un gran estadio. Aunque la afición estaba en las cinco primeras jornadas “de uñas”, he visto que poco a poco se ha ido identificando con el equipo. Ha visto que el grupo se ha unido y que quiere tirar para adelante y, pese a perder en casa algún día, vi que la gente salía contenta del campo y ese es un dato a tener en cuenta. Decían que jugando así no íbamos a perder. A ver si conseguimos jugar así y ganar.

P: Durante sus casi 20 años de trayectoria como jugador ha tenido la oportunidad de pasar por las tres primeras categorías del fútbol nacional. ¿Qué aspectos aprendidos en este tiempo le están ayudando en su recién estrenada carrera de entrenador?

R: Creo que esa experiencia es fundamental actualmente para llevar la dirección de un equipo humano, porque al final los aspectos técnico-tácticos los controlamos todos los entrenadores, es algo muy teórico que está al alcance de todo el mundo. La diferencia está en la gestión del trato humano hacia el jugador. Al ser jugador y tener la experiencia de muchos entrenadores se bebe de muchas fuentes y se aprende a través de la experiencia. En ese sentido, me considero un privilegiado de haber estado en las tres primeras categorías nacionales con muchísimos entrenadores, de los cuales he aprendido cosas que me valen y otras que no. Uno se va haciendo a través de la experiencia y de las personas con las que ha tenido roce y con las que ha ido viviendo el día a día.

“Al ser jugador y tener la experiencia de muchos entrenadores se bebe de muchas fuentes”

de-paula-partido

A base de esfuerzo y constancia, De Paula ha conseguido que sus jugadores formen un bloque sólido para competir en Segunda B/Javier Carrión

P: ¿Está encontrando alguna diferencia respecto a su anterior etapa como entrenador en el CD Badajoz?

R: Hay diferencias, en especial, en cuanto a los campos. Cuando vas a ellos se nota cuáles son de Tercera y cuándo vas a auténticos campos de fútbol. La gran diferencia es esa. En los campos buenos el césped es césped, no es barro ni son hoyos. Y aquí, en Segunda B tienes, por lo menos, campos que cumplen un mínimo para poder jugar.

P: No solo estuvo como entrenador del Badajoz, sino también como jugador. ¿Qué recuerdos se lleva de allí?

R: Yo salgo de allí habiendo debutado en Segunda A. Con 20 años me fichó la Real Sociedad. De Badajoz me llevé la oportunidad y el aprendizaje en el fútbol pseudoprofesional y profesional, que fue un trampolín para llegar a Primera División. Ya ha llovido desde entonces. Yo soy de Olivenza, un pueblo de Badajoz. Vivíamos allí y es nuestra casa aunque nací en Barakaldo por circunstancias familiares.

“Muchas veces me entra el gusanillo de volver a jugar, porque uno se ha retirado hace relativamente poco” 

P: En los partidos salta a la vista que en cuanto viene el balón le entra el gusanillo de volver a jugar. ¿Echa de menos volver a vestirse de corto y saltar al césped?

R: Muchas veces, porque uno se ha retirado hace relativamente poco y por una lesión de la rodilla, y hay momentos en los que te ves con ganas de ponerte en la situación en la que estabas. Eso ya pasó, pero es normal que esas ganas aparezcan de vez en cuando.

P: Ya ha pasado un tercio del campeonato de Segunda B y el equipo no consigue abandonar la zona baja de la tabla. Sin embargo, el sistema de juego que ha ido implantando sirvió para que el equipo levantara la cabeza poco a poco. ¿Era ese el sistema con el que venía en mente desde un principio o han influido los jugadores y los partidos?

R: Me he adaptado yo a ellos. Mi idea de fútbol es la misma, pero tienes que ir dando con la tecla que se amolde a los jugadores que tienes. En las primeras cinco semanas que hemos estado juntos nos hemos estado conociendo, poniendo las bases sobre algo que queríamos construir. Poco a poco, el equipo va demostrando que el trabajo va dando sus frutos, quitando lo del día de la Cultural Leonesa, que es un accidente, que le puede pasar a cualquiera y que suele pasar muy de vez en cuando, aunque le sucede incluso a los grandes y a la propia Cultural. El Madrid le metió siete. El equipo tiene una base sólida para poder competir contra cualquiera.

“El equipo va demostrando que el trabajo da sus frutos”

P: Pidió unas cinco semanas para que el equipo se rodara y pudiera tener la pretemporada que no tuvo en verano. ¿En qué cree que ha mejorado el equipo desde el comienzo y qué cree que le queda por mejorar?

R: Se ha mejorado en todo. En el aspecto físico lo primero, y luego construir un equipo. Consolidar las bases de un auténtico equipo no se hace de la noche a la mañana, se necesita tiempo y paciencia. Hemos mejorado en todo eso, en todo lo que supone ser un auténtico equipo.

P: ¿Le preocupa la falta de gol que ahora tiene el equipo?

R: No, porque tenemos muy buenos delanteros, confío plenamente en ellos. Están con esa ansiedad de meter el primero, pero en cuanto arranquen y metan el primero, su calidad hará que con las ocasiones que tengamos, consigamos un porcentaje un poco más alto que el que ahora tenemos.   

“Consolidar las bases de un auténtico equipo no se hace de la noche a la mañana, se necesita tiempo y paciencia” 

P: ¿Hay algún jugador que le haya sorprendido en particular o que vea que está teniendo una gran evolución?

R: En particular, no; el bloque, sí. En esas cinco primeras semanas hemos conseguido forjar una auténtica familia, una piña, y eso es muy importante y lo más complicado de conseguir dentro de un vestuario y dentro de un equipo. La evolución está siendo correcta por parte de todos los jugadores. Vemos que hay aspectos a seguir mejorando y en ello estamos, en plena construcción de qué queremos ser y a qué queremos llegar.

P: ¿Considera como finales los partidos que se aproximan, con rivales de vuestra liga?

R: No son finales, al final tienes que jugar los 38 partidos. Finales son todos los partidos, pero sí es cierto que vamos a jugar contra equipos que se plantean el mismo objetivo que nosotros a principio de temporada, que es mantener la categoría. Hasta ahora habíamos jugado contra los nueve primeros clasificados de la Segunda B en nuestro grupo. Es un dato a tener en cuenta porque no ha contribuido el haber jugado contra el Racing, la Ponferradina, la Cultural, el Celta B, el Osasuna B, etcétera. En las cinco primeras semanas íbamos por detrás de ellos porque no teníamos el físico suficiente ni las bases como equipo, pero ahora, quitando el accidente contra la Cultural, seguro que vamos a pelear y a competir contra cualquiera.

“En las cinco primeras semanas conseguimos forjar una auténtica familia”

El técnico del Palencia cree que el equipo merece puntos como para estar fuera del descenso/Guillermo Bueno

P: Además de entrenador, está teniendo la labor de proteger a los jugadores del ambiente externo.

R: Nosotros nos dedicamos a la parcela deportiva. Sobre todo lo que es externo y la llegada de los nuevos, la verdad es que sé muy poco y lo poco que sé me lo han contado. Estamos cien por cien inmersos en lo que es la actividad deportiva del equipo y de sacar adelante estos partidos que tenemos, que no son fáciles.

P: A pesar de los pocos puntos que lleva hasta ahora, ¿se siente respaldado por la directiva?

R: Yo creo que llevamos puntos de menos. Hemos hecho méritos para tener algún punto más. A principio de temporada, estando como estábamos nuestro objetivo era la salvación y es por lo que nos va a tocar pelear. No estamos ni muy lejos ni muy cerca de ese objetivo, pero estamos ahí. Con algún punto más estaríamos incluso fuera de los puestos de descenso. Hemos merecido alguna victoria más pero no ha llegado por la falta de gol, pero llegará.

P: ¿Siente algo de presión?

R: No. Hago lo que me gusta, lo que me apasiona y estaré aquí el tiempo que tenga que estar. Si uno hace todo con todo el cariño del mundo, con toda la perfección que me exijo a mí mismo, no se puede achacar nada. Los resultados no deben condicionar el trabajo que haces.

P: ¿Cómo está viendo la categoría esta temporada?

R: Jugué en ella con la Ponferradina y sigue tal y como la recordaba. Quizá los campos que nos ha tocado pisar al principio han sido todos los grandes y me ha gustado mucho la sensación de volver a estadios de fútbol propiamente dichos. Esta Segunda B la veo competida, no con más nivel, pero parece que hay equipos que empiezan a querer jugar al fútbol, cosa que antes era mucho más complicado, ya que veías mucho más balón largo y segundas jugadas. Parece que hay equipos que queremos darle un trato un poco mejor a la pelota.

“No me siento presionado. Hago lo que me gusta y estaré aquí el tiempo que tenga que estar” 

P: ¿Cómo valora las visitas que han realizado a la Asdopa (Asociación de Síndrome de Down de Palencia) y otros colectivos?

R: Es fundamental que el club de la ciudad se implique en este tipo de actos sociales. Creo que la gente que ha llegado tiene muy buenas ideas en ese sentido y nosotros estamos encantados de ir y de disfrutar de ese rato con estos chicos. En todos los lugares en los que he estado hemos hecho actividades de este tipo.

De Paula prefiere centrarse en el presente y no pensar en qué hará si consigue la permanencia/Guillermo Bueno

P: En un futuro, ¿cuál es su ilusión en esta etapa que ha comenzado en Palencia?

R: La verdad es que soy poco “cholista”, pero no me planteo mirar más delante de la semana que estoy viviendo. Voy día a día, jornada a jornada. Estamos haciéndolo así porque la experiencia que tuve el año pasado me dice que hay que hacerlo de este modo. Plantearme retos a mayores, ninguno. Conseguir la salvación es lo único que puedo decir. Pero en el entrenamiento a entrenamiento y en el día a día nos sentimos cómodos.

P: Si al final se consiguiese la salvación, ¿querría seguir?

R: Eso está muy lejos todavía. ¿Quién sabe lo que puede pasar? El fútbol es muy volátil y los resultados marcan mucho. Aunque la manera de trabajar y cómo se implica uno mismo tiene que ver, los resultados mandan.

Escucha íntegra la entrevista a Óscar de Paula en este enlace

Anuncios