El Recoletas Atlético Valladolid vence y convence

DIEGO MERINO/ ÁLVARO MANGAS

Gran partido de los Gladiadores Azules que con una defensa sólida y un gran Javi Díaz (47% de efectividad) consiguieron la cuarta victoria de la temporada frente al Frigoríficos Morrazo, rival directo por la permanencia.

El partido no empezó bien para los pucelanos que en los primeros minutos y tras varios errores defensivos vieron como los de Cangas se ponían por delante, y es que desde el principio tuvo que surgir la figura del enorme, porque bajo palos así lo parece, Javi Díaz, que a pesar de su edad parece estar viviendo una segunda juventud, y es que en los primeros 5 minutos ya había detenido dos 7 metros.

Después el equipo vallisoletano se entonaría para darle la vuelta a ese 2-3 imperante hasta el minuto 6, para a través de la defensa plantear un partido muy serio. Esa sería la última vez que los cangueses irían por delante en el marcador. Un parcial demoledor de los Gladiadores Azules, guiados por un gran Diego Camino, obligaría al entrenador de Frigoríficos Morrazo a pedir tiempo muerto en el minuto 10.

Y es que el espectáculo no había hecho más que empezar, tras el tiempo muerto el equipo visitante parecía que empezaba a circular más rápido el balón, a lanzar más y penetrar mejor, pero nada más lejos de la realidad, se quedó en una tímida reacción. Al descanso, el Atlético Valladolid llegó con una ventaja de 5 goles, pero no solo eran los goles, también el buen juego que desplegaba el equipo y la solidez defensiva lo que transmitía buenas vibraciones al público. Todo ello unido a Abel Serdio, que se marcó un auténtico partidazo, tanto en defensa como en ataque (5 goles), hizo del encuentro una auténtica fiesta.

Lorasque anotando uno de sus goles

Lorasque anotando uno de sus goles/ Fuente: Álvaro Mangas

La segunda mitad sería una transición dulce donde el Atlético Valladolid se dedicó a mantener la diferencia de goles e incluso a ampliarla a medida que pasaban los minutos. A pesar de la defensa 5-1 que planteó el Cangas marcando de cerca a Diego Camino, el tiro exterior de Rubén Río (5 goles), otro de los inspirados ayer, hizo que el equipo ampliará distancias y permitiera a la grada disfrutar de una tarde redonda. El polideportivo, que presentaba un aforo prácticamente lleno, respondió a la llamada que hizo el club a los aficionados ante la importancia del partido, y el equipo le recompensó con actitud, juego y goles. Otra nota positiva más, la pusieron Cesar Pérez y Alfonso de la Rubia que volvieron a disfrutar de minutos tras sus respectivas lesiones.

La ventaja iría aumentando, sobre todo a partir del minuto 32 cuando expulsaron a Moisés Simes por pegar un balonazo en la cara a Javi Díaz en otro 7 metros detenido por él. La diferencia se quedaría en 10 goles, partido más cómodo de lo esperado para los Gladiadores Azules.

Javi Díaz detiendo un 7 metros

Javi Díaz deteniendo un 7 metros/ Fuente: Álvaro Mangas

Nacho González, entrenador del Recoletas Valladolid, veía así lo sucedido: “Victoria importante para alejarnos un poco de la parte baja y porque después de las dos derrotas fuera de casa necesitábamos recuperar la defensa y portería. Era importante recuperar la esencia de lo que queremos ser como equipo y lo hemos hecho, con un nivel alto en defensa y portería.”

La próxima semana el equipo pucelano jugará el derbi en Aranda de Duero y así comentó Nacho como lo van a preparar: “Queremos mucho más, este es un equipo que ni siquiera este año se verá su potencial total. En defensa sí estamos alcanzando el nivel que alcanzamos, no así en ataque, que aún nos falta. Ahora queremos ganar fuera de casa en Aranda”, concluyó el técnico.

Gol del Atlético Valladolid

Gol del Atlético Valladolid/ Fuente: Álvaro Mangas

Con esta victoria frente a un rival directo, el Atlético Valladolid se sitúa décimo en la clasificación con 8 puntos en su casillero y un average positivo, mientras que el Frigoríficos Morrazo se hunde un poco más y se queda con tan solo 4 puntos en la penúltima posición de la Liga Asobal.

A DESTACAR:

Javi Díaz: gran actuación del portero vallisoletano que con un 47% de efectividad fue un seguro bajo palos un día más. Fundamental para el equipo.

Abel Serdio: el pivote fue uno de los más destacados tanto en defensa como en ataque, llegando a anotar 5 goles. Demostró mucha personalidad.

Ruben Río: tiró del equipo anotando tres goles consecutivos cuando peor podía estar pasándolo. Importante en el lanzamiento exterior.

Diego Camino: fabuloso dirigiendo el equipo. Fue un quebradero de cabeza para la defensa contraria.

FICHA TÉCNICA

Recoletas Atlético Valladolid (31): Javi Díaz (Portero), Roberto Turrado (-), Fernando Hernández (3, 2p), Gonzalo Viscovich (3), Víctor Rodríguez (3), Nico López (1), Abel Serdio (5) -siete inicial- Roberto Pérez (2), Daniel Dujshebaev (-), Diego Camino (3), Alfonso de la Rubia (1), Rubén Río (5), César Pérez (portero), Jorge Serrano (-), Luisma Lorasque (3) y Miguel Camino (2).

Frigoríficos Morrazo (21): Pedro Hermones (portero), Suso Soliño (-), Álex Pombo (3), Dani Cerqueira (3), Alen Muratovic (1), David García (2), Nikola Potic (4) –siete inicial- Eduardo Salazar (portero), Moisés Simes (3, 1p), Serafín Pousada (-), Rubén Soliño (2), Eloy Krook (-), Paulo da Costa (2), Nikola Milosevic (1), Pablo Castro (-).

Parciales cada 5 minutos: 2-2, 6-3, 8-5, 11-6, 13-8, 16-10 -descanso- 19-12, 21-14, 24-16, 26-17, 27-19 y 31-21

Árbitros: Andreu Marín Lorente y David Monjo Ortega. Excluyeron a Abel Serdio (10’), Alex Pombo (13’), Roberto Turrado (31’), Víctor Rodríguez (41’). Expulsaron por tarjeta roja a Moisés Simes (32’).

INCIDENTES

Pabellón: Polideportivo Huerta del Rey (Valladolid). 2.216 espectadores. Encuentro perteneciente a la décima jornada de la Liga Asobal.

Anuncios