Ratón frena a un Valladolid perseverante hasta el final

 

Alba Oliveros | Noelia Fernández | Belén González

No pudo ser. El Real Valladolid no consiguió pasar del empate a cero ante el Real Zaragoza en un partido que dominó de principio a fin pero en el que no logró materializar ninguna de sus múltiples ocasiones. El principal culpable de su ineficacia fue, sin duda alguna, Ratón. El meta aragonés, suplente en jornadas anteriores, realizó un partido impecable y salvó un punto importantísimo para su equipo pero amargo para los de Paco Herrera. De esta forma, los blanquivioletas, con catorce unidades en su casillero, pierden una oportunidad de oro de colarse entre los seis primeros.

juan-villar-ante-la-defensa-zaragozana

Juan Villar ante la línea defensiva aragonesa || Foto: Alba Oliveros

Un Zaragoza ansioso por romper su mala racha, deseoso de volver a saborear el dulce aroma de una victoria, arribó a la capital castellana y leonesa con ganas de vivir uno de esos encuentros apasionantes entre dos clubes punteros; uno de esos partidos frenéticos, luchados cuerpo a cuerpo. Sin embargo, sobre el césped de Zorrilla solo se vio un equipo dubitativo, irreconocible que deambulaba por el campo a merced de un Valladolid que, en ocasiones, parecía ejercer un monólogo sobre el terreno de juego.

Un gran zurdazo del argentino Balbi rozando la escuadra dio comienzo al envite y a la lluvia de ocasiones de las que dispuso el conjunto de Paco Herrera en los primeros compases. Ratón, esmerado desde el minuto uno, atrapó una volea perfecta de Leao tras un saque de esquina. Un Valladolid dominante y tenaz en ataque buscaba con ahínco un gol que no llegaba. Cuando no se topaban con el meta zaragozano, los balones se marchaban desviados, como el libre directo de Jordán en el minuto 14 o el potente disparo de Míchel desde la frontal en el 33.

Álex Pérez repitió titularidad, estuvo muy correcto en defensa e incluso gozó de alguna buena oportunidad de inaugurar el marcador. El central cabeceó un saque de equina directo al fondo de la red, pero nuevamente Ratón impidió que el balón perforase su portería. El propio Pérez, minutos después, salvó una ocasión de gol de Ángel tras un evidente error de Becerra, evitando así que los pupilos de Luis Milla se adelantasen en la única oportunidad clara del conjunto maño.

raton-evita-un-gol-blanquivioleta

Buena mano de Ratón para evitar un tanto blanquivioleta || Foto: Alba Oliveros

Mismo monólogo en el segundo tiempo

Tras el tiempo de asueto, el partido continuó igual de agitado que en la primera mitad y con un claro protagonista sobre el campo. El Real Valladolid no cesó en su empeño por alcanzar la portería de Ratón o, mejor dicho, de Súper Ratón, que logró hacer un total de cuatro paradas brillantes. En el minuto 39, sacó una mano milagrosa tras un cabezazo picado de Juan Villar a la salida de un córner; en el 54, repitió ante un testarazo de Jose y en el 61, envió a córner un fuerte disparo de Juan Villar ajustado al palo.

Casi sobre la bocina, Joan Jordán botó el esférico en una falta lateral al segundo palo y allí apareció Guitián para volver a cabecear picado obligando al cancerbero maño a estirarse y detener de nuevo otra de las numerosas ocasiones de gol de un Real Valladolid que mereció la victoria sin lugar a dudas. Y es que lo intentó hasta la saciedad pero cuando la pelotita no quiere entrar…

Ni siquiera logó sacar provecho de la expulsión de Jorge Casado por una patada sin sentido a Moyano a quince minutos del final. Los blanquivioletas no cesaron en su afán por alcanzar la portería más aún con la entrada de un Raúl de Tomás desatado que realizó dos disparos al larguero y de un Iban Salvador que voló por el carril zurdo pero cuyos centros no encontraron rematador.

Más que el resultado, lo que más preocupó en Zorrilla fue la lesión de Jose en la recta final y de André Leao, que tuvo que pedir el cambio por un pinchazo en los isquiotibiales. Agotadas todas las permutas, el talaverano no tuvo más remedio que seguir intentando ayudar a los suyos.

jose-lamenta-su-desacierto-en-una-ocasion

Jose lamenta una ocasión || Foto: Alba Oliveros

Y es el combinado local tocó, jugó, dominó, generó pero no marcó. Se topó con un superhéroe con unos guantes de oro que paraban todo lo que tocaban y que fue el gran artífice de que el conjunto maño arañase un punto vital para apaciguar su mala racha. Un punto inservible para un Luis Milla cuyo futuro se preveía negro y fue cesado terminó poco después del  término del choque.

Los de Paco Herrera demostraron nuevamente que poco a poco el equipo sigue creciendo. Cada vez son mejores las sensaciones dentro del campo y, pese a no ganar, tanto el míster como la afición marcharon satisfechos con la labor de sus jugadores. De seguir así, el poder anclarse en la parte alta de la tabla la próxima jornada ante el Córdoba no será un sueño, sino un una realidad para los albivioletas.

JUGADORES DESTACADOS

ÁLEX PÉREZ

Pese a las dudas sobre su titularidad, el central blanquivioleta aprovechó la confianza del míster y cuajó un magnífico trabajo en la zaga pucelana. Salvó alguna que otra oportunidad maña y fue la mejor defensa para un Becerra apurado en algún momento.

alex-perez-en-un-momento-del-partido-ante-el-zaragoza

Álex Pérez en un momento del encuentro || Foto: Alba Oliveros

 ÁLVARO RATÓN

El cancerbero maño estuvo de diez. Su sobresaliente actuación le otorgó un punto al Zaragoza. Cuatro de sus paradas fuero clave para evitar la victoria del conjunto local. Plantó cara y desquició al ataque pucelano.

raton-en-un-saque-de-porteria

Ratón, en un saque de portería || Foto: Alba Oliveros

 ficha-tecnica

Todos los audios y vídeos de la zona mixta y las ruedas de prensa post partido, AQUÍ.

GALERÍA FOTOGRÁFICA

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Anuncios