Rubén Carrasco dando instrucciones a sus jugadoras durante un tiempo muerto / Foto: Pablo Lozano

Sumar en casa, la cuenta pendiente del HandVall

El HandVall Olibher La Cistérniga jugará este sábado (19:30) su segundo partido de la temporada en casa. El rival será el Morro Jable de Fuerteventura, otro recién ascendido a la categoría. Las “ranitas” buscarán la victoria tras una racha de dos derrotas consecutivas que les ha colocado en la parte baja de la tabla.

Qué importante es para un equipo hacer de su pabellón un verdadero fortín. Aún más si hablamos de los que juegan por primera vez en una categoría superior ante rivales con experiencia en estas lides. Sumar en casa y luego rascar algún punto fuera para lograr el objetivo de la permanencia. Esta es la línea que debe seguir el HandVall Olibher La Cistérniga durante su primera temporada en la División de Honor Plata Femenina. Para ello, deberá vencer a un rival directo en la lucha por no descender, a otro debutante en la categoría: el Morro Jable canario.

Las chicas de Rubén Carrasco llegan a esta cita con buenas sensaciones a pesar de la racha de dos derrotas consecutivas que les ha relegado, al igual que a su rival del sábado, a la parte baja de la clasificación. “Tras la derrota por la mínima ante Seis do Nadal la última jornada, tenemos muchas ganas de salir a la pista y vencer por fin en casa”, afirmaba en declaraciones a nuestro medio Alba Herranz, una de las jugadoras que llega en forma a este encuentro tras anotar el pasado sábado 13 goles.

Marta Mateo, jugadora del HandVall, lanza a portería en un partido de liga / Foto: Pablo Lozano

Marta Mateo lanza a portería en un partido de liga / Foto: Pablo Lozano

Hasta La Cistérniga viaja un Morro Jable que con solo tres partidos en la segunda división nacional ya ha conseguido vencer a un clásico como el Jofemesa Oviedo y poner en apuros a un candidato al ascenso como el Balonmano Gijón. Sus dos principales armas son las hermanas Roger. Tanto Brenda como Ingrid, internacionales en categorías inferiores con la selección española, son las dos máximas goleadores del conjunto canario.

“Va a ser un partido igualado y complicado ante un rival directo por la permanencia. Deberemos luchar cada jugada al cien por cien si queremos llevarnos el partido, todos sabemos lo igualada que está esta liga”, añadía un Rubén Carrasco que, a pesar de la mala racha, incidía en las buenas sensaciones del vestuario en el inicio de temporada. El técnico vallisoletano podrá contar de nuevo para este partido con todas sus jugadoras. Un encuentro clave para la permanencia de las “ranitas” ante un rival desconocido para ellas y difícil de gestionar por el nivel del balonmano canario.

Anuncios