El equipo de BSR Fundación Grupo Norte comienza la Liga este sábado

Gloria Pérez Fernandes  | Cristina Chacón Ramos

La agrupación de Baloncesto Silla de Ruedas de Valladolid ya está preparando su partido para este sábado. Jugarán en Badajoz contra el nuevo equipo de Mideba Extremadura.

Tras una pretemporada de siete partidos, de los cuales han ganado cuatro (incluido el último en Arroyo de la Encomienda contra el Getafe BSR) se ven algo más cómodos y acoplados en conjunto, ya que cuentan con cinco fichajes nuevos que cubrirán la salida de seis jugadores del equipo la temporada pasada. Contarán con el polaco Karol Kacper Szulc, base con el número 12 y de clase 4.5, que se está recuperando de una rotura de codo sufrida la temporada pasada, lo cual no le impedirá jugar este sábado. Además cuentan con las ruedas nuevas del argentino Adrián Jesús Pérez pivot de clase 3.0, Isabel de Jesús López Chávez, de clase 4.5 y, próximamente tendrán a Sergio Herrera Roiz, ala-pivot de clase 3.5. “Un equipo con muchas caras nuevas pero con muchas posibilidades de ilusionar a la gente” decía su entrenador José Antonio de Castro este mañana en Radio Marca Valladolid.

Tanto el entrenador de Castro como la jefa de equipo Raquel Martínez están contentos con los nuevos jugadores y juntos preparan las cuatro sesiones de entrenamiento de casi tres horas para potenciar tanto la preparación física como las tácticas que llevarán a cabo durante la Liga. Su baloncesto, como dice de Castro, es “fuerte a nivel defensivo; vistoso y efectivo al mismo tiempo” pero  tiene la preocupación de que  sufren “altos y bajos durante el partido que pueden llegar a costarles la derrota”.  Esto, de no conseguir arreglarse, puede también ser un problema ya que su objetivo es estar en la Final Four y en la Copa del Rey, además de que jugarán la Copa de Europa, Euro Liga Uno próximamente. El capitán del equipo, José Luís Robles Martín, dice que tienen “ganas de la primera victoria, para coger moral; aunque en caso de perder, tampoco hay que alarmarse”.

El equipo rival, el Mideba Extremadura, llega a la Liga con poco entrenamiento, ya que se incorporaron en la pretemporada a principios de octubre y no a mediados de septiembre con el equipo vallisoletano. Cuenta con una plantilla de diez jugadores, todos ellos nuevos, entre los cuales se encuentran los antiguos jugadores de la Fundación Grupo Norte, Pedro Bartoló, con puntuación de 2.5, y Juan Luís Pérez, con puntuación de 1. Terminaron séptimos en la pasada temporada y, tras reforzar su equipo con los jugadores anteriormente mencionados y tres internacionales más, los suecos Joakim Lindblom, con puntuación de 3 y Marten Lilja, con puntuación de 3, y el mejicano Salvador Sandova con puntuación de 4; esperan poder mejorar su resultado en la pasada liga.

El partido del sábado se prevé emocionante debido a la diversidad de rotación que ofrece el equipo de Valladolid. Los dos jugadores por puesto de variada puntuación favorecerán a los vallisoletanos a nivel físico y estratégico, ya que tendrán más diversidad de jugadores a la hora de no sobrepasar los 14.5 puntos de discapacidad que todo equipo debe mantener sobre la pista. Por su parte, Mideba Extremadura cuenta con la incógnita de cómo jugarán todos los nuevos fichajes, ya no solo del equipo rival, sino también de otros equipos de gran nivel, como el estadounidense Jaime Mazzi que proviene del Köln 99ers de Alemania.

Más allá de la parte técnica, tanto los jugadores como los equipos técnicos albergan gran esperanza en esta Liga a nivel nacional debido a la visibilidad que se consiguió con la medalla de plata de la selección española en los Juegos Paralímpicos.  Como dice el capitán del Valladolid,  Martín: “ya no somos personas con discapacidad que hacen deporte, somos deportistas con discapacidad.”

Anuncios