Los alumnos de Periodismo Deportivo de la UVA visitaron Unidad Editorial

El deseo de muchos, el sueño de pocos

“Que toda la vida es sueño y los sueños, sueños son”. Esto decía Segismundo en La vida es sueño, la obra de teatro más reconocida de Calderón de la Barca. La vida del periodista es larga, muy larga. Comienza desde el ingreso en la carrera, en ocasiones antes, incluso, pero no termina nunca… Siempre permanece en cada uno de los profesionales de la comunicación a pesar de poder tomar otros caminos laborales.

Sin embargo, la ilusión permanece. Como la de los veintisiete alumnos de la asignatura de Periodismo Deportivo que transformaron su rutina del miércoles uno de diciembre en un viaje intenso por la capital española. En dicho desplazamiento se conoció cómo era el trabajo en la redacción de Marca, cómo es el ambiente de un partido de fútbol de élite y, para finalizar, cómo la magia de la radio es capaz de modificar por completo el rumbo del programa Al primer Toque, de Onda Cero, en cuestión de minutos.

El viaje se hizo corto, culpa también de la gran expectación que generó. Al llegar a Madrid, todo parecía masificarse. Para comenzar, la recepción en la redacción de Marca fue positiva. El simple hecho de conocer su cafetería engatusó a más de uno. Pronto se comenzaba a escuchar aquello de: “ojalá pudiera trabajar algún día aquí”.

Gracias a Lorena Álvarez, compañera de Marca que nos acompañó durante toda la visita, comprendimos que no es nada fácil poder trabajar allí. Ya no solo en Marca sino en el edificio que comprende Unidad Editorial. Se pudo ver además cómo es el trabajo en la redacción de El Mundo. Tanto en la del periódico deportivo como en el de David Jiménez había muchas sillas desocupadas… Para algunos, el sueño había terminado antes de tiempo.

No por ello se consiguió desalentar el ánimo. Conscientes de lo complicado que es conseguir entrar en una redacción tan potente como es la del diario Marca, se bombardeó a Lorena con preguntas de todo tipo para conocer, aún más, los entresijos del periódico. Hubo incluso, un intercambio de correos electrónicos para los soñadores que quieren verse del lado de Lorena y poder explicar lo que es Marca como algo propio en un futuro.

La primera visita finalizaba conociendo los estudios de Radio Marca, coincidiendo con el final de la entrevista que había tenido lugar, minutos antes, a Marta Mangué. Casualidades de la vida, una compañera había pensado en ella para entrevistarla de cara a su Trabajo de Final de Grado. Estaba al lado suyo y el contacto era más que factible. Y es que nunca se sabe cuándo va a llegar la oportunidad.

Saludo inicial en el Rayo Vallecano - Getafe || Foto: Víctor Álvarez

Saludo inicial en el Rayo Vallecano – Getafe || Foto: Víctor Álvarez

O sino, ¿qué hacían veintiocho extraños en el estadio de Vallecas viendo un Rayo Vallecano – Getafe de la ida de los dieciseisavos de la Copa del Rey? Pues eso mismo, aprovechar las oportunidades. Conocer de primera mano cómo es un estadio de fútbol de un equipo de Liga BBVA y poder ver –lo que se pudo- un encuentro entre dos equipos del máximo nivel del fútbol español.

De nuevo la ilusión floreció. Con los goles de Lass y Ebert, el Rayo Vallecano ganó veintiocho seguidores más. No del equipo, sino del ambiente de fútbol tan acogedor que se vive en el Estadio de Vallecas que dista mucho de otros escenarios menos efervescentes en el fútbol español.

Para culmen, la visita a Al Primer Toque. En un programa que, sin duda, fue especial. Héctor Fernández estaba preparando una edición corriente de Al Primer Toque, con resultados de la jornada copera, resúmenes, protagonistas y un largo etcétera que se vio desmarcado a un segundo plano por la actualidad reciente.

Y es que las novedades de un equipo tan importante como el Real Madrid priman. Y si comete una alineación indebida aún más. El ‘caso Cheryshev’ fue el tema principal de un programa totalmente improvisado, que varió con respecto a otro normal. Dónde se vio periodismo en estado puro. El director, Héctor Fernández, nos sorprendía con su naturalidad. Con su forma de llevar un programa sin apenas guiones cuando había cambiado por completo el rumbo de la edición de Al Primer Toque.

Muy cercano antes, durante y después del programa. Incluso se disculpó por no haber compartido más de su tiempo del que le hubiera gustado debido al cambio de planes que tuvo que dar en la dirección de Al Primer Toque debido a la actualidad, que al final, es la que manda. Con el babazorro se pudo intercambiar impresiones y se mostró muy satisfecho por la ilusión que los veintisiete desprendíamos con la visita a su programa.

Los alumnos de Periodismo Deportivo con Hector Fernandez || Foto: Víctor Álvarez

Los alumnos de Periodismo Deportivo con Hector Fernandez || Foto: Víctor Álvarez

“¿Qué es la vida? Un frenesí”, que decía Segismundo. La vida, como el periodismo, es eso: un no parar. El no saber qué deparará y que puede cambiar en cualquier momento. Al igual que hace unos años a nuestra compañera Sandra Sánchez le cambió por completo por haber comentado con Héctor Fernández la poca inclusión del fútbol femenino en su programa y Héctor le respondió otorgándole la posibilidad de que se encargara ella.

Tener la oportunidad de poder trabajar en la redacción de Marca o en el programa de Al Primer Toque es algo que ilusiona a todo alumno de periodismo deportivo. Ya solo con ver el periódico o escuchar el programa en directo, a alguno de los veintisiete estudiantes se le caía la baba. Y es que, parafraseando de nuevo a Calderón de la Barca: “La vida es una ilusión”, esa que tenemos que mantener para que nuestra vida periodística se convierta en sueño. Porque los sueños, sueños son.

Anuncios