Álex Reina, un campeón de Minimotos de seis años

Un rugido de fondo rompía el silencio abrumador a primera hora de la mañana. No era el sonido ensordecedor de otras ocasiones, pero el petardeo sí era suficiente para romper la calma de un día cualquiera en Villaverde de Medina. Y es que la jornada no iba a tener nada de habitual. Era el día para que los niños se hicieran grandes, para que emularan a sus héroes con mono y casco. Aunque en cada parrilla de estrellas siempre hay una que destaca, el rey de la velocidad. Álex Reina se convertía en ese héroe de héroes en el circuito FK1. Dos segundos puestos le servían para llevarse el Campeonato de Minimotos de Castilla y León. Con tan solo seis años, 40 puntos de margen con el segundo en la clasificación final le permitían consolidar el inicio de una trayectoria que se vislumbra llena de éxitos.

Las dos últimas mangas de una temporada de siete citas suponen un momento de gran estrés, más si cabe si el título aún está en juego. No obstante, con 32 puntos de colchón sobre el segundo, Heikki González, Álex Reina afrontaba la primera carrera de una forma más sencilla. El de Guadalajara partía en quinta posición pero al término de la primera vuelta ya estaba segundo presionando al líder, Sergio Rubio. Por detrás, como una sombra, Heikki González ascendía a la tercera plaza a sabiendas de que Reina no se le podía escapar si quería seguir con opciones de título. Un deseo más que una realidad, pues con el paso de las vueltas el madrileño se iba a descolgar de la cabeza. A pocos giros del final, Álex Reina se mantenía a casi tres segundos de Rubio, que cruzaba la línea de meta en primera posición aunque todas las miradas estaban centradas en el nuevo campeón.

Álex reina gana el campeonato de Minimotos CyL

El campeonato de Minimotos de Catilla y León es su segundo título particular con sólo seis años.

Sin champán de por medio, pero sí con aplausos, elogios y, sobre todo, con el orgullo de sus padres, Álex Reina se preparaba para encarar la segunda carrera. “Con seis añitos es su segundo título, con cinco años ya consiguió uno de la copa Centro”, alardeaba la madre del piloto, que dibujaba una permanente sonrisa en su rostro. La alegría inundaba a toda la familia, pero en el bando contrario las sensaciones no eran muy diferentes. Un clima cercano a la satisfacción se respiraba en el box de Heikki González. No era para menos. A pesar de perderse la segunda manga en el circuito de Kotarr y la primera en Castroponce, el madrileño había llegado con posibilidades de título a la prueba vallisoletana. De modo que no preocupaba el subcampeonato a un piloto más centrado en aspectos propios de la edad: “Siempre jugamos. También algunas veces mi madre nos deja ir a mi autocaravana a ver la tele juntos y a jugar al ipad”, comentaba el joven piloto.

De nuevo con todos los pilotos en la parrilla, el semáforo se apagaba para dar comienzo a la última carrera de la temporada. Sorprendentemente, el guión era el mismo que en la manga anterior en los primeros compases. Un inspirado Sergio Rubio mantenía el dominio en el trazado de Villaverde con una primera posición difícil de contestar, aunque si alguien podía hacerlo era el reciente campeón, que iba segundo. Heikki González se colocaba tercero pero, en esta ocasión, su ritmo se equiparaba al de los dos primeros y apenas perdía unas pocas décimas. Mientras tanto, desde el muro los gritos de aliento superaban los decibelios de los motores. “¡Aarón, Aarón, Aarón!, jaleaba la pandilla de amigos de Aarón Poblete, que no había podido arrancar su moto en la vuelta de calentamiento. Mientras tanto, por arriba nada cambiaba. Sergio Rubio cerraba un domingo impecable con su segunda victoria, por delante de Álex Reina y de Heikki González.

Motos clásicas y Mini GP también rodaron durante la mañana de Gran Premio. Eitán Gabriel (der.) ganó las dos mangas de Mini GP.

A las Minimotos se sumaban dos categorías más sin nada en juego pero con mucho que ofrecer en cualquier contexto. Las siempre emblemáticas motos clásicas regalaban una gran lucha con aires de épocas pasadas y para la categoría MiniGP estaba reservado el plato fuerte, en cuanto a espectáculo se refiere. Las dos mangas disputadas de esta categoría se saldaban con victorias por milésimas del campeón, Eitan Gabriel Gras. El piloto del Karting Díez es también una joven promesa que, junto a los ya mencionados Álex Reina y Heikki González, puede empezar pisando fuerte en el Mundial de Motociclismo en unas temporadas. Con las metas claras, la suerte y los apoyos publicitarios serán cruciales para lograr los objetivos, así como la capacidad para seguir deslumbrando en parrillas cargadas de talento que luchan por abrirse un hueco sin renunciar a la ternura de la niñez.

– Ficha técnica:
– Clasificación del campeonato de minimotos de Castilla y León:
*Para clasificación completa clicar aquí.
Anuncios