técnico-del-aula-cultural

Miguel Ángel Peñas: “El éxito es poder disfrutar cada día del balonmano”

Nunca pensó que lo que comenzó como una mera anécdota le llevaría al lugar donde hoy está. Miguel Ángel Peñas dirige al Balonmano Aula Cultural, club en el que lleva casi toda una vida. Sin embargo, el primer partido de balonmano que vio en directo fue con diecisiete años para ver jugar en un partido de Alevín femenino a su hermana, que se inició jugando en el colegio Cristóbal Colón. De las gradas al banquillo de Huerta del Rey, desde donde hoy repasa su pasado, presente y futuro.

Pregunta: ¿Qué es lo que más le gusta y lo que menos de ser entrenador?

Respuesta: Me gusta casi todo. Disfruto mucho de cada momento, vivo los entrenamientos como los partidos. Lo que menos me gusta, lo ingrato que es, la soledad de la derrota.

P. ¿Cómo compagina el trabajo con el balonmano?

R. Eso es lo más complicado. Me levanto a las cinco de la mañana, salgo a las dos de la tarde y mi actividad de balonmano es a partir de entonces. Llego a casa y preparo todo para el entrenamiento.

P. Después de media vida dedicada al balonmano, ¿qué le motiva a continuar?

R. Motiva todo. Me encanta, disfruto de todo lo que ocurre en el balonmano. Estos días que he estado de baja para mí han sido un suplicio diario. No necesito un campeonato o un partido, necesito balonmano.

P. Casi siempre ha estado ligado al balonmano femenino, ¿por qué?

R. Quizá porque me inicié con mujeres. Todos los entrenadores dicen que es muy complicado trabajar con mujeres. Yo siempre lo he llevado muy bien, estoy encantado con ello. Y aparte, me gusta el balonmano femenino: cómo juegan, cómo trabajan, cómo se sacrifican… Y como estoy muy a gusto, ¿por qué cambiar?

P. ¿Qué diferencias ve entre el balonmano femenino y masculino?

R. La diferencia más grande es la fuerza. Luego técnica y tácticamente, en muchas ocasiones, es más lindo el balonmano femenino que el masculino. En el juego, en la velocidad o en el desparpajo. Aunque también tienen más espacio para jugar. Es una gran ventaja que tiene ahora mismo el balonmano femenino al masculino.

P, ¿Cuál cree que ha sido su mayor éxito deportivo?

R. No sé diferenciar el éxito de otra cosa. El éxito es estar cada día dentro, ¿no? El poder aguantar tanto tiempo. El poder estar disfrutando cada día del balonmano es el éxito. Es aguantar tantos años a este nivel y poder disfrutar cada día. Eso es para mí el éxito.

P. ¿Qué debe hacer el balonmano para atraer a más aficionados?

R. No damos el valor suficiente a lo que nosotros tenemos. Y siempre digo lo mismo: el que viene a vernos jugar al final le acaba atrayendo y se acaba quedando. Quizá tenemos el gran defecto de no venderlo como debemos.

P. ¿Qué opina de la situación actual del balonmano vallisoletano?

R. Nos falta que el Atlético Valladolid juegue en la máxima categoría, que estoy seguro de que lo van a conseguir. En la parte femenina somos partidarios de que podamos estar un poco más unidos y ser un referente deportivo en Valladolid. Somos el equipo que más entidad tiene: fútbol y baloncesto hay de chicos, en rugby están entrando las chicas y voleibol también. Tenemos que intentar impulsarlo todavía un poco más.

P. ¿Cuál es su balance de todos los años que lleva en el Aula?

R. La ascensión que estamos teniendo es cada año. Cuando empezamos con este último equipo Sénior, éramos ciento y pico socios; ahora estamos llegando a los 800. Creo que es una evolución tan grande que quizá vamos más rápido que la evolución del club. Lo que he dicho antes es muy importante: el éxito es haber llegado a este nivel después de tantos años, que es lo que merecía el club. Y lo tenemos que valorar.

P. ¿En qué han notado el cambio de Miriam Blasco a Huerta del Rey, además de la asistencia?

R. Es otra historia. He vivido aquí partidos de balonmano que me he emocionado, que he llorado, que he disfrutado muchísimo, viendo al desgraciadamente desaparecido BM Valladolid. He disfrutado tanto desde la grada que el poder ser protagonista dentro ya lo dice todo. Este es el templo del balonmano, un espíritu diferente. El poder estar aquí para nosotros es importantísimo y espero que podamos estar mucho más tiempo.

Miguel Ángel Peñas, técnico Aula

Miguel Ángel Peñas, técnico Aula, en Huerta del Rey. Foto: Rebeca Díez

P. ¿Se ve campeón de Liga?

R. Soy muy ambicioso. Cada vez es más difícil ascender porque la cima está más cerca y vamos puesto a puesto, pero yo nunca descartaría nada. Hay que mantener ese nivel de cantera y ese nivel de trabajo y de esfuerzo y, si algún día podemos llegar más arriba, sería lo más. Es difícil, pero vamos a intentarlo. ¿Por qué no?

P. El Aula tiene a mucha gente detrás, ¿a qué es debido?

R. Somos muy sencillos, gente de la calle. Somos de Pajarillos. Quizá no hemos vivido las mieles del éxito anteriormente. Nosotros hemos vivido esto, hemos disfrutado de cada momento de esto, con lo cual la gente nos ayuda. Porque nosotros somos ellos, somos el público. Una familia entera.

P. ¿Cree que el Aula acabará profesionalizándose?

R. Trabajamos como profesionales. No lo somos porque las circunstancias quieren que no lo sean, pero si nos ayudan seremos profesionales algún día. La estructura del club está poniendo unos cimientos para conseguirlo. Estamos plantando las bases y nos falta tener una solvencia económica que hasta el momento no hemos tenido. Espero, deseo y creo que el cambio corporativo nos beneficie y podamos ser tratados igual.

P. ¿Qué virtudes destacaría de su equipo?

R. El salir a la pista cada día, el sacrificio, el trabajo, la entrega… Sufrir, pasar por una situación mala y hacer como que no pasa nada. Esa es la virtud que tienen.

Miguel Ángel Peñas dirige entrenamiento

Miguel Ángel Peñas dirige entrenamiento. Foto: Rebeca Díez

P. ¿Han conseguido los objetivos que se marcaron antes del parón de Liga?

R. Sí. Tenemos una oveja negra: el BM Porriño. Por lo demás, hemos incluso mejorado con respecto a otras temporadas. Con lo cual, estoy muy contento con cómo va la cosa. Si seguimos así, creo que vamos a hacer una gran campaña y vamos a acabar la primera vuelta en muy buenas condiciones.

P. ¿Dónde espera acabar la temporada?

R. Soy muy ambicioso, así que, si el año pasado quedamos sextos, busco un poco más. Y si es cuarto, mejor que quinto.

P. ¿Qué objetivos se marca dentro de su trabajo en la Federación Española de Balonmano?

R. Ya llevo jugados 5 Campeonatos de Europa y 3 Campeonatos del Mundo. El poder disfrutar otra vez más y poder jugar otro Campeonato del Mundo ahora para mí es suficiente. Con independencia de tendencias políticas, sigo diciendo lo mismo: el primer y el último día que pude escuchar el himno nacional siendo yo protagonista, se me puso la carne de gallina. Solamente vivirlo para mí es importantísimo.

P. ¿Hay buena cantera en el balonmano femenino español?

R. Hay una cantera extraordinaria. Se están dando pasos muy importantes a nivel femenino. Cada día entran jugadoras más jóvenes a nivel de las ‘guerreras’ y pueden competir internacionalmente. Estamos haciendo un gran trabajo en toda España en el deporte femenino en general.

Para poder escuchar la entrevista completa:

 

 

Anuncios