El Olympique Lyonnais noquea al Atlético de Madrid

El quiero no ganó la guerra al puedo.  La confrontación entre la armada francesa y la rojiblanca que se libró el pasado miércoles en el puerto militar de Majadahonda dejó herida parte de una gran escuadra rojiblanca. Herida, pero no muerta. Tres golpes, un vencido. Ningún derrotado.

IMG_8723 (1)

Once titular del Atlético frente al Olympique Lyonnais. /Natalia Estrada

Desde el primer minuto, el todopoderoso se puso el mono de trabajo. El Atlético resguardado. Su baza, el contraataque. Abily fue la primera en llevar peligro a la meta defendida por la inconmensurable Lola Gallardo, sobresaliente durante todo el envite, que evitó una catástrofe mayor. Así, las ocasiones se sucedieron sin cesar. En el minuto 7, Ada Hegerberg la tuvo tras un pase desde la banda de Amel Majri. Esta misma, poco después, probó fortuna con un fuerte disparo desde la frontal que se desvió por muy poco. El premio a la insistencia llegó pronto. Corría el minuto 10 cuando Abily recuperó en territorio contrario, rápido encontró a Le Sommer y esta inventó. Se internó en el área, recortó y cedió atrás para que, de manera vertiginosa, Louisa Necib batiera por bajo a Lola Gallardo.

Los minutos pasaron y ambos bandos igualaron fuerzas. Pero el quiero no ganó la guerra al puedo. El Atleti volvió a fracturarse en un momento crucial del partido. Antes de enfilar los vestuarios, el Olympique puso el lazo a un magistral primer tiempo. Córner que Ada Hegerberg remató para establecer el 0-2.

IMG_8776

El Olympique celebra el primer tanto anotado por Necib. /Natalia Estrada

En la segunda mitad, misma tónica. El Lyon amenazaba de manera continua y el conjunto rojiblanco esperaba replegado.  Una Lola heroica desbarataba todo ataque francés y mantenía en flote a su bando. Con el frente atlético como dinamita, al grito de ¡Atleti, atleti!, Sopuerta se la jugó. Sacó todo su arsenal ofensivo y atacó. Ganaron yardas en el verde y poco a poco hilvanaron su golpe. Un disparo desde la frontal de Sonia, y una falta lanzada por ella misma, que la portera gala repelió sin problemas, alertaban a la zaga francesa que se encontraban en territorio enemigo. Por momentos parecía que esa infranqueable barrera nunca caería, pero en el minuto 70…

IMG_8780

Sonia Bermúdez, previo al lanzamiento de una falta. /Natalia Estrada

Ángela Sosa colgaba un balón al corazón del área. Rocío Gálvez hacia muestra de su poderío ofensivo y mandaba el balón contra el palo, rechace que recogió la recién incorporada Nagore. Y gol. El primero que recibe el Lyon en doce partidos esta temporada. El Cerro, su ADN, vibró. La ocasión lo merecía. Y fiel a su historia, el Atleti luchó. Sonia la tuvo en un mano a mano y Rocío Gálvez en un testarazo de cabeza que se marchó fuera. El vértigo que daba enfrentarse a una de las mayores potencias europeas se minimizó. Y se jugó de tú a tú. Aun así, Lola siguió deleitando a los allí presentes y, hasta el minuto 90, mantuvo la eliminatoria abierta para la vuelta.

IMG_8767

Lola no lograba desvaratar el cabezazo de Hegerberg. /Natalia Estrada

El Atleti vendió cara su piel, pero los fatídicos minutos de descuento castigaron la valentía del conjunto rojiblanco. Un error defensivo, y una posterior salida a medias de Lola,  derivaron en el tercer tanto del cuadro francés.  Las rojiblancas pasaron de la euforia a la decepción. Pero el final de esta contienda se decidirá en la base militar de Gerland porque en esta guerra solo hubo tres golpes, un vencido. Pero ningún derrotado.

ATLéTICO

Conjura del Féminas previo al inicio del encuentro. /Natalia Estrada

Anuncios