Previa Gran Premio de Brasil 2015

Circuito interlagos - Autódromo José Carlos Pace

Gráfico del Autódromo José Carlos Pace. Incluye velocidades, número de vueltas, zonas de DRS y datos históricos

Hablar de Brasil no es hablar de un gran Premio cualquiera. Hablar de Brasil es hablar de carreras de época, dé cómo grandes genios del automovilismo se proclamaron campeones del mundo en esta tierra de samba y carnaval. Pilotos históricos como Ayrton Senna o Nelson Piquet se coronaron en Brasil, pero también muchas caras de la parrilla actual de la F1 saben lo que es celebrar un título en São Paulo: Fernando Alonso, Kimi Räikkönen, Jenson Button, Vettel, o el actual ganador de la F1, Lewis Hamilton, consiguieron sus títulos en dicho trazado. Este año el circuito de Interlagos no será tan decisivo como en las anteriores ocasiones, pero aún hay batallas interesantes pendientes de resolución, como la segunda plaza de la clasificación o la candente pugna entre Bottas y Räikkönen que pelean por el cuarto puesto y por hacerse un hueco el corazón de los aficionados finlandeses.

Interlagos es un circuito especial. Fue escenario de la Fórmula 1 por primera vez 1973, promocionado por el mítico piloto Emerson Fittipaldi que con su Lotus 72 consiguió crear una ferviente afición por la Fórmula 1 en un país dominado por el deporte del balompié. Desde entonces, los brasileños se han volcado con el mundo del Gran Circo, cuando una vez al año despliega su espectáculo en los suburbios de São Paulo (salvo en las temporadas de 1978 y de 1981 a 1990 en que se desplazó a Rio de Janeiro). No les han faltado ídolos locales a los que animar, empezando por el propio Fittipaldi, que ganó la primera carrera del circuito, contando con Ayrton Senna y su triunfo en casa de 1991 con la caja de cambios rota, y terminando con los actuales Felipe Massa y Felipe Nasr.

Este trazado de Interlagos es rápido y va en sentido contrario a las agujas del reloj, lo que supone una exigencia extra para los cuellos de los pilotos, que habitualmente están acostumbrados a circuitos en sentido horario. Esta particularidad requiere de un entrenamiento especial para desempeñar el gran premio de la mejor forma posible y evitar así la colocación de elementos de apoyo en el cokpit como almohadillas, más útiles, en cambio, hace una década cuando la exigencia de la conducción de los Fórmula 1 era mayor.

Otra de las particularidades de este circuito son los desniveles de la pista que lo convierten en un trazado muy exigente para el motor, por lo que a priori los monoplazas con motor Mercedes parten, una vez más, con ventaja. Sin embargo, la pequeña longitud del trazado debería hacer que las distancias entre pilotos sean más reducidas que en otras pruebas. El punto más rápido del circuito es la Recta de Tribuna donde se alcanzan los 310 Km/h. Entre sus curvas principales están la “S” de Senna, la Reta Oposta y la Subida dos Boxes. Cuenta con dos zonas de DRS, con el primer punto de detección en la curva 2 y el segundo en la curva 15. Veinte metros después de cada medidor se puede abrir el alerón trasero si la distancia con el piloto de delante le habilita. Este año, como novedad que añadir, se ha hecho una reforma en los pianos elevando su altura para evitar que los pilotos sobrepasen los limites de la pista con el objetivo de ganar algunas décimas.

Hay que prestar también especial atención a la climatología en São Paulo, pues la presencia de lluvia en carrera es de lo más habitual. La previsión para el domingo es de cielos cubiertos con un 41% de probabilidades de que llueva durante la carrera. Habrá que esperar para ver si los equipos necesitan usar los neumáticos de lluvia pero, por lo pronto, los compuestos medio y blando han sido los elegidos por Pirelli para este trazado. La diferencia entre ambos compuestos es de un segundo, por lo que se espera que los equipos sigan una estrategia a dos paradas. La degradación no es excesiva aunque existe probabilidad de graining en caso de que el cielo se encapote y dominen las temperaturas bajas en pista. El año pasado la temperatura de pista fue elevada y los pilotos se vieron obligados a parar hasta en tres ocasiones.

Este circuito siempre es atractivo para los pilotos por su historia y por lo que representa para la Fórmula 1. Hamiton, declarado admirador del brasileño Senna, desea ganar por primera vez en este circuito. Aunque en 2008 se proclamó campeón aquí, fue logrando un quinto puesto en la última vuelta que le otorgaba la distancia de puntos suficiente para superar a su rival directo en ese momento, Felipe Massa, y que dejó con una agria sensación a los aficionados que ya saboreaban la victoria de su compatriota. En este caso, el piloto británico ya no se está jugando el título, pues en Austin consiguió su tercer campeonato, pero busca hacerse con la victoria para honrar a su ídolo: “Es increíble pensar que a Ayrton le costó ocho intentos ganar esta carrera y que es una de las pocas que no he ganado yo. Si puedo cambiar eso este fin de semana sería un tributo a él y otro éxito que agregar a este año increíble”.

Hamilton pilotando en los test de pretemporada de Barcelona

Luis Hamilton, actual campeón de la F1, rodando en los test de Barcelona 2015

En una situación muy diferente llega su compañero de equipo, que tiene aún mucho por demostrar. En juego está la segunda plaza del campeonato y no conseguirla sería un batacazo para Nico Rosberg. En México ya puso las cartas sobre la mesa consiguiendo una victoria que, unida al abandono de Vettel y a la superioridad que debería demostrar el motor Mercedes en Interlagos, le ponen la jugada de cara en la carrera de domingo. Por contra, Sebastian Vettel, que se encuentra a 21 puntos de Rosberg, espera conseguir una victoria en este circuito y resarcir a la escudería del desastroso fin de semana de México. El tetracampeón no se rinde y quiere poner el broche a la temporada con el subcampeonato: “Todavía quiero conseguir el segundo puesto de la tabla en lugar del tercero, hay dos carreras para el final y el objetivo es hacerlo bien, para atacar al máximo. El resultado de México seguro que no ha ayudado, pero la oportunidad está ahí, tenemos que seguir empujando.”

A pesar de estas buenas disposiciones de las que disfruta Mercedes, andan los ánimos un poco caldeados por la escudería alemana debido a las últimas declaraciones de Hamilton que parece muy suelto en palabras desde que se ha proclamado campeón. Ya le mandó un palito a su equipo el gran premio pasado cuando les acusó de favorecer a Rosberg para que ganara la carrera de México y le llamó el “niño mimado de Mercedes”. Pero las declaraciones que han prendido la mecha han sido las que ponían en duda los títulos del siete veces campeón del mundo, Michael Schumacher, y que no han sentado nada bien entre sus fans. Pese a todo, el británico ya se ha disculpado por las redes sociales y ha explicado que son palabras sacadas de contexto y que nunca estuvo en su intención dañar a la familia del Kaiser.

Otro punto de interés estará en la lucha de finlandeses que en las dos últimas carreras han protagonizado interesantes batallas que han acabado de la misma manera: una imprudencia de Kimi que cierra el espacio Bottas y un abandono. En la última cita fue el de Ferrari el que quedó fuera de juego, y es precisamente Räikkönen uno de los pilotos que más tiene que demostrar, pues arrastra una serie de errores graves desde su renovación.

En cuanto a los pilotos españoles, las características de este circuito no les hace muy propensos a ser optimistas en cuanto a resultados. Carlos Sainz tiene ganas de probar esta circuito en el que hasta ahora sólo ha rodado a través del simulador, y a mayores tiene la presión de su compañero de equipo que ya le saca más del doble de puntos. Fernando Alonso, a pesar de ser consciente de las limitaciones de su monoplaza, quiere hacer un buen trabajo en Brasil: “Sabíamos que México iba a ser duro, y muchas de las características de Interlagos son similares, con sus secciones empinadas y largas rectas. Sin embargo, el circuito es increíble para conducir”. Los malos resultados obtenidos hasta ahora están generado que el clima interno en Mclaren esté empeorando. Las últimas declaraciones de Boullier en las que calificaba a Alonso como “una flor que se marchita” parecen empezar a preparar una posible salida del asturiano en caso de que la situación no mejore el próximo año.

En Red Bull presentan cambios en su unidad de potencia para este circuito. Ricciardo contara con el motor mejorado de Renault, que se ha cobrado 11 de sus 12 tokens. Las reformas se han centrado en motor de combustión interna y en el turbo. Se espera que con estas mejoras el motor sea dos décimas más rápido, pero por lo pronto el de Red Bull penalizará diez posiciones por cambiar el motor.

Anuncios