Poscic guía al San Pablo Inmobiliaria a su segunda victoria

El croata Matija Poscic ha sido el gran artífice de la segunda victoria del San Pablo Inmobiliaria esta temporada, la primera que se anota en El Plantío, en un feo partido ante el Actel Força Lleida por 67-43. El pívot balcánico logró 17 puntos y 12 rebotes en 23 minutos de juego para un total de 30 puntos de valoración, lo que le otorgó el MVP de la segunda jornada de la Adecco Leb Oro. El equipo de Andreu Casadevall va tomando poco a poco forma; tras competir en el partido inaugural frente al Barcelona Lassa, encadena dos victorias consecutivas, la primera contra Planasa Navarra y esta última frente a Lleida, lo que sitúa al conjunto azulón en la cuarta posición de la clasificación liguera.

El partido fue un cúmulo de despropósitos, solamente solventados por el tesón y fortaleza de un Poscic que oposita a jugar insignia del San Pablo Inmobiliaria, como los anteriores ejercieron Ton Smith, Peter Lorant, Zach Morley o Micah Downs. Comenzaba el encuentro con varios fallos e imprecisiones, ya que no fue hasta el minuto 3 de partido cuando Poscic conseguía un 2+1 que daba la primera ventaja al San Pablo. Una nueva canasta bajo el aro y un tiro libre del austriaco Anton Maresch ponían el 6-0 con 5 minutos de partido, lo que obligó al técnico visitante a solicitar el primer tiempo muerto. Los fallos y el desacierto en el tiro de tres –San Pablo logró un 4/23 desde más allá del 6’75 y Lleida ni siquiera logró tiros de tres, 0/14-, cerraron el primer acto con el 12-9 ondeando en el marcador. Sutina acercaba a los visitantes a un punto con una gran jugada personal, pero es entonces cuando San Pablo, dirigidos de manera estratosférica por el base lituano Augustas Peciuevicious, jugó sus mejores minutos, logrando varias canastas que lo situaban 13 puntos por arriba, 28-15, a la llegada del descanso. En el tiempo intermedio las estadísticas más bien parecían de un partido de benjamines que de uno de la segunda máxima categoría del baloncesto profesional español; ninguno de los dos equipos sumaba apenas un punto por minuto; mientras que San Pablo llevaba un 0/12en triples, Lleida apenas sumaba 8 puntos de valoración –Poscic y Toncinic llevaban 13 y 12 respectivamente- y el porcentaje en tiros de dos reflejaba un preocupante 38’9%.

Fornas (19), machaca el aro ante Poscic (derecha) y Sutina (54). - Virginia López

Fornas (19), machaca el aro ante Poscic (derecha) y Sutina (54). – Virginia López

Tras la vuelta de vestuarios, el partido siguió en sus trece; fallos en las dos canastas, imprecisiones, nulidad absoluta en el tiro de tres y un problema que persigue al equipo burgalés toda la temporada, la incapacidad de superar en rebotes a su rival –el partido terminó con 36 capturas para San Pablo y 42 para Lleida-. Poscic seguía sumando con un mate y dos tiros desde la personal, mientras que en el equipo catalán, el ex de Autocid, Jorge García, sostenía a los catalanes ante la avalancha croata. No sería hasta el minuto 27 de partido cuando Rafa Huertas, que llegaba tras superar unos problemas en la espalda, conseguiría anotar la primera canasta de tres, con el consiguiente delirio irónico de El Plantío, que lo celebró como si de un buzzer beater o canasta ganadora se tratase. Dos buenas acciones de Tomas Hampl y Josep Pérez conseguían que San Pablo no se escapase en el marcador (39-23), pero un último arreón burgalés terminó por dilapidar las esperanzar ilerdenses, ya que al final del tercer periodo perdían por 18 puntos, 46-28.

El último periodo sirvió para que Poscic diese un golpe en la mesa y agrandase los ya de por sí espectaculares números, por lo que cuando Casadevall decidió sustituirlo a 7’12’’ del final, la afición le otrogó una atronadora ovación al grito de ¡MVP, MVP!. Eñ último parcial sirvió también para que jugadores menos habituales como Roger Vilanova o Justas Sinica por parte burgalesa o Khyle Marshall o Sevillano de aprte del cuadro catalán pudiesen disfrutar de minutos. Andujar completaba un espectacular alley op lanzado por Alzamora, a lo que respondió San Pablo con tres triples consecutivos a cargo de Edu Martínez y Toncinic. El partido concluyó con una canasta de Roger Fornas que completó el marcador final, 67-43.

El viernes, el equipo viaja hasta tierras palentinas para disputar el derbi autonómico frente a un Quesos Cerrato Palencia que consiguió vencer en Mallorca al Palma Air Europa, invicto hasta la fecha.

Galería de imágenes del partido, por Virginia López.

Anuncios