Primera derrota en casa del Quesos Cerrato Palencia frente a un acertado Breogán

Eran las ocho de la tarde y el Marta Domínguez empezaba a llenarse de la ilusión que caracteriza a los aficionados del equipo morado. Los niños corrían, Porfi se vestía “de gala”, los espectadores se revolvían en sus asientos y los jugadores se preparaban con entusiasmo para lo que iba a ser el primer partido en casa de la temporada. Todo en orden.

Una hora después, comenzaba el encuentro con una clara superioridad del conjunto lucense. El triple del talentoso Mamadou Samb nada más empezar ya presagiaba el resultado final. A pesar de que el Breogán había anunciado horas antes del encuentro a través de sus redes el contagio de sus jugadores de un virus, el conjunto saltó al campo con las energías muy cargadas.

Marc Blach comenzaba a lucir “como tiene acostumbrado” a su público pero el Palencia no estuvo muy acertado durante el primer cuarto. Mientras que el ataque era precipitado, la defensa flaqueaba como nunca.

La rapidez y eficacia del Breogán no permitía al conjunto morado igualar el marcador, a cada anotación del Palencia, los chicos de Lisardo Gómez respondían con éxito.

En el segundo cuarto, el conjunto local comienza a hacerse más fuerte con las apariciones de Dani Pérez, Blanch y Romà Bas que paliaban, en cierta medida, la falta de acierto en el lanzamiento presente durante el primer cuarto. Mención aparte merece Lamont Barnes, que con sus apariciones reducía diferencias y terminaba el encuentro con la mejor valoración dentro del equipo palentino.

Una antideportiva a Romá Bas y la falta de amonestaciones constantes al equipo visitante, causaban quejas del propio Porfi y de su público. El cuestionar la labor del equipo arbitral le salió caro al entrenador, que se llevó una técnica a un minuto de retirarse al descanso.

Lamont Barnes tirando de dos, durante el partido contra el Breogán/ Foto: Estefanía Medina

Lamont Barnes tirando de dos, durante el partido contra el Breogán/ Foto: Estefanía Medina

Tras el parón, el equipo lucense volvía con las pilas cargadas y sin ánimos de bajar los brazos. El base del Breogán Sergio Llorente dificultaba aún más la remontada del Palencia con sus actuaciones, que le situaban al final del partido como mayor anotador del encuentro. Además, se echaba de menos la actuación del querido ‘capi’ Urko Otegui que no tiraba del equipo como de costumbre. No obstante, dos triples de Joan Tomás y una canasta de Dani Pérez en el último minuto reducían la diferencia a 9 puntos y conducían al conjunto morado al último cuarto con la esperanza de seguir luchando.

Un Dani Pérez muy enchufado esperanzaba las gradas del Marta Dominguez con dos tiros libres y un triple que ponían a los de Porfi a solo 5 puntos del rival. No obstante, bastaron un par de despistes palentinos para que el conjunto gallego volviese a imponer su ritmo al marcador sin ánimos de consentir al equipo local ponerse por delante.

Finalmente, el marcador reflejaba un justo y merecido 74 a 85 para los de Lisardo. Un mal partido del Quesos y un acertado Breogán contribuyeron a romper la tradición del conjunto lucense en el Marta Domínguez marcada por la derrota en play offs de la pasada temporada.

ESTADÍSTICAS

valoración quesos cerrato

valoración Breogán

Fuente: Web Liga LEB Oro

Estefanía Medina y Marina Casero

Anuncios